Mejora la fiscalidad para el cine y las series: podrán deducirse hasta 10 millones por capítulo

PSOE y Unidas Podemos introducen una enmienda a la norma que crea los impuestos a banca y energéticas para atraer inversión al sector audiovisual

Rodaje de la serie 'Kaos', de Netflix, en Sevilla.
Rodaje de la serie 'Kaos', de Netflix, en Sevilla.AYUNTAMIENTO DE SEVILLA (AYUNTAMIENTO DE SEVILLA)

El Gobierno quiere mejorar los beneficios fiscales a la industria audiovisual, aumentando el tope a la deducción para inversiones en el sector. Este será de 20 millones de euros para largometrajes y cortometrajes, y de 10 millones para cada episodio producido en el caso de series. Así dispone la enmienda que el PSOE y Unidas Podemos han introducido a la norma que crea los impuestos extraordinarios a bancos y energéticas, que este jueves obtuvo luz verde en el Congreso y será enviada al Senado. De esta forma, se espera atraer a España inversiones también de las grandes plataformas extranjeras.

El porcentaje de la deducción por inversiones en producciones cinematográficas, series audiovisuales de animación, ficción o documentales seguirá siendo el mismo: del 30% para el primer millón y del 25% a partir de la cantidad que exceda ese importe, usando como base imponible el coste total de la producción. También se continúa exigiendo que al menos el 50% de la base de la deducción se corresponda a gastos realizados en territorio español. Pero el actual límite de 10 millones podrá sobrepasarse con creces si finalmente la modificación se aprueba —y todo apunta a que el texto se quedará igual en la cámara alta—.

En películas y cortometrajes, el umbral se duplica, de 10 a 20 millones. Pero en el caso de las series el beneficio será aún más generoso, dado que el tope se aplicará a cada capítulo producido, y no al conjunto de la producción, como ocurría hasta ahora, según ha adelantado El Mundo. Una golosina para grandes plataformas extranjeras como Netflix o HBO, que ya han grabado en España y que podrán acceder a la rebaja. Netflix acaba además de ampliar sus platós en Madrid, donde ya tiene la superficie de rodaje más grande de la empresa en toda la UE.

El texto del dictamen, que modifica el impuesto de sociedades, establece que el destope a la deducción se aplicará a periodos impositivos que empiecen partir del próximo 1 de enero. Determina también que, para beneficiarse, es necesario obtener el certificado de nacionalidad y aquello que acredite “el carácter cultural” de la obra por su contenido, vinculación con la realidad cultural española o contribución a la diversidad cultural, que expide el instituto de cinematografía o el órgano autonómico correspondiente. Estos documentos serán vinculantes para la Administración tributaria. Las deducciones por inversión podrán aplicarse también a las coproducciones; el límite se calculará según el porcentaje de participación de cada coproductor.

Excepciones

Junto al resto de ayudas eventualmente percibidas, el importe del incentivo a la inversión no podrá superar el 50% del coste de producción de la obra. Pero Hacienda prevé varias excepciones a esta regla. El límite se eleva al 85% para los cortometrajes; al 80% para obras de directores que como mucho hayan estado al frente de dos trabajos comerciales, y cuyo presupuesto de producción no supere los 1,5 millones. El umbral pasa del 50% al 80% si se graba en alguna lengua cooficial, o si la persona que dirige tiene una discapacidad reconocida igual o superior al 33%.

El límite también sube al 75% en el caso de producciones realizadas exclusivamente por directoras, documentales, obras de animación con presupuesto menor a 2,5 millones o que tengan especial valor cultural y artístico que necesiten un apoyo excepcional de financiación, según criterios definidos por orden ministerial o en las convocatorias de ayudas. El porcentaje será del 60% para producciones transfronterizas financiadas por más de un Estado miembro de la UE y obras donde estén involucrados países iberoamericanos.

En cuanto a la deducción por gasto en personal creativo residente en España u otro país europeo, la enmienda elimina el límite de 100.000 euros que ahora fija el impuesto de sociedades, sin establecer otro umbral. El tope a la deducción por los desembolsos derivados de la utilización de industrias técnicas y otros proveedores, por otra parte, también pasa de 10 a 20 millones, a 10 millones por episodio en caso de series.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

L. D. F.

Es redactora en la sección de Economía de EL PAÍS y está especializada en Hacienda. Es licenciada en Ciencias Internacionales y Diplomáticas por la Universidad de Trieste (Italia), Máster de Periodismo de EL PAÍS y Especialista en Información Económica por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS