Guindos avisa a la banca de que “no se ciegue” por los tipos de interés y prepare provisiones

El vicepresidente del BCE reconoce que los próximos meses “serán complejos”

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos.
El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos.Lorena Sopêna (Europa Press)

La tormenta de la inflación será larga, y el Banco Central Europeo (BCE) no quiere dar un paso en falso. El vicepresidente de la institución, Luis de Guindos, ha avisado este viernes de que los próximos meses “serán complejos”. “Bajo crecimiento económico, una inflación que continuará elevada y un endurecimiento de las condiciones financieras”, ha resumido en su intervención en el XXVII encuentro de economía de S’Agaró (en Castell-Platja d’Aro, Girona). De Guindos ha destacado que la institución que preside Christine Lagarde “se reafirma en su compromiso de estabilizar los precios”, aunque no ha avanzado hasta qué punto subirá otra vez los tipos de interés el BCE en su próxima reunión de diciembre. Sí ha lanzado una advertencia a los bancos, a los que pide que se preparen: “Están en una situación mejor por la mejora de la rentabilidad ligada a los tipos de interés, pero no se pueden cegar por ello, porque los tipos afectarán a la solvencia de los clientes, y tendrán que dotarse de más provisiones”.

Las jornadas sobre economía, que se celebran anualmente en este enclave de la Costa Brava, llevan por título en esta edición Consecuencias económicas de la guerra en Ucrania. Pero la presencia de De Guindos, así como del gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y el gobernador del Banco de Portugal, Mário Centeno, han llevado el debate hacia la gran pregunta que se abre en este contexto de emergencia energética, incertidumbre por la guerra, aumento de la inflación y subida de tipos de interés: ¿la lucha contra la inflación llevará a una recesión? De Guindos ha recordado que, según las previsiones de la Comisión Europea para la zona euro, publicadas precisamente este viernes, el cuarto trimestre “es muy probable que haya una tasa de crecimiento negativa y que se extienda en el primer trimestre de 2023″. “Por lo tanto, estaríamos en recesión técnica”, ha dicho. “En diciembre [el BCE] tendremos previsiones y no serán muy distintas”, ha añadido el vicepresidente de la institución.

Pese a las previsiones que apuntan a un menor crecimiento o hasta a una recesión, De Guindos ha reivindicado el papel del BCE para frenar el alza de precios. “Estamos en un proceso de normalización de la política monetaria desde niveles muy, muy acomodaticios”, ha dicho en referencia a la política de tipos de interés negativos que ha protagonizado la institución última década. “El objetivo es mantener las expectativas de inflación ancladas y dar una señal muy clara de que los efectos de segunda ronda [la espiral que producirían subidas salariales a la par que la inflación] son indeseables y pueden llevar a más respuesta del banco central”, ha remarcado. De Guindos ha señalado que la entidad ha subido los tipos en un 2%. Con todo, más tarde, en las preguntas durante el almuerzo, el vicepresidente del BCE ha hecho un poco de autocrítica: “Todos los bancos centrales subestimamos la inflación, tuvimos un error de proyección. Nos equivocamos, sí, todos, pero de los errores se aprende más”, ha expresado, para destacar luego que era necesario actuar para asegurar “el anclaje de las expectativas sobre la inflación y evitar efectos de segunda ronda”.

“Y el futuro va a depender de los datos, vamos a actuar reunión a reunión del consejo de gobierno, y dependerá de cómo va evolucionando la inflación”, ha dicho. En diciembre llegará la decisión, y el BCE también discutirá sobre el extraordinario balance de 8,76 billones de euros tras los amplios programas de compra de deuda. “Tiene que ser parte de la normalización monetaria”, ha dicho el vicepresidente.

En este contexto, De Guindos ha querido apuntar que otro objetivo primordial es lograr la estabilidad financiera: “Está afectada por las perspectivas económicas de menos crecimiento, elevada inflación y endurecimiento de las condiciones de financiación”. Aunque ha recordado que “los bancos tienen mucha liquidez” y que las subidas de tipos les ofrecen más rentabilidad, De Guindos ha insistido en que el sector bancario tiene que prepararse con más provisiones ante una más que probable caída de la solvencia de sus clientes. También ha afirmado que tiene que haber más supervisión en el sector financiero no bancario, como los fondos de inversión, que son los que están asumiendo más riesgo.

También durante el almuerzo, De Guindos se ha referido a las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace una semana, quien llegó a señalar al vicepresidente del BCE por el informe desfavorable que esta institución emitió sobre el impuesto temporal y extraordinario a la banca. De Guindos no ha querido entrar en la polémica, ha subrayado la necesidad de respetar a todas las instituciones para el buen funcionamiento de la democracia, y ha explicado que, según el funcionamiento interno del BCE, es “imposible” que alguien influya a nivel individual en sus informes.

Hernández de Cos: “No tenemos que dar por hecha la recesión”

En la mesa protagonizada por el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y el gobernador del Banco de Portugal, Mario Centeno (que ha participado por videoconferencia), el primero ha destacado que, aunque hay que esperar a la reunión de diciembre del BCE, “no hay que dejarse llevar por el muy corto plazo”. “La probabilidad de recesión en Europa ha aumentado, pero no lo tenemos que dar por hecho”, ha dicho, añadiendo que las siguientes subidas de tipos de interés, y hasta donde llegarán, dependerán de la evolución de la inflación. Hernández de Cos también se ha sumado a la advertencia de De Guindos a los bancos: “Los incrementos de tipos de interés generan en un primer momento un impacto positivo, pero como supervisor tenemos que pedir mirada larga, porque la desaceleración afectará a la morosidad, y por eso decimos que los bancos tienen que tener una predicción adecuada de su capital y tienen que provisionar”. Centeno, por su parte, ha insistido en la necesidad de que la ciudadanía entienda el sentido de la política monetaria, y ha avisado de que los niveles de confianza empresarial y de inversión todavía no se han recuperado desde el inicio de la guerra en Ucrania.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS