_
_
_
_

El Supremo plantea elevar a la justicia europea la macrocausa de las cláusulas suelo

La asociación Adicae, que inició la causa contra 101 entidades financieras, reclama la devolución de 190 millones

El Tribunal Supremo
Fachada del Tribunal Supremo, en Madrid.Emilio Naranjo (EFE)

Se alarga la espera. El Pleno de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha planteado a las partes si procede elevar al Tribunal de Justicia de la Unión Europea la cuestión prejudicial sobre la macrocausa de las cláusulas suelo, según ha comunicado este miércoles el Alto Tribunal español. La demanda colectiva, iniciada por la Asociación para la Defensa de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), versaba sobre estas cláusulas incluidas en miles de hipotecas que se consideraron a la postre abusivas.

En el texto del Supremo se recoge que “podría ser pertinente” el planteamiento de la cuestión a instancias europeas y da un plazo de 10 días a las partes para pronunciarse. Esta macrodemanda llegó al Alto Tribunal después de sendas victorias de los consumidores en primera y segunda instancia. El pasado 26 de mayo se decidió elevar el asunto al Pleno de la Sala de lo Civil, lo que implica que sus nueve magistrados han deliberado para unificar el criterio. Una decisión que Adicae veía justificada por la “enorme relevancia” de la sentencia.

El de este miércoles no es, ni de lejos, el primer pronunciamiento del Supremo sobre cláusulas suelo. Estas disposiciones que impedían que el coste de una hipoteca variable bajase incluso aunque los tipos de interés se abaratasen mucho (como sucedió) ya fueron calificadas como potencialmente abusivas por el Alto Tribunal en 2013. Sin embargo, entonces limitó sus efectos al momento de aquel fallo, de manera que los consumidores no podían reclamar lo que habían pagado de más antes. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea obligó a rectificar ese criterio en 2016 y devolver todo lo pagado de más, lo que dejó en un limbo legal a muchos de los que hasta entonces habían reclamado y aumentó la avalancha de casos en los juzgados, que en un porcentaje abrumador (cercano al 98%) dan la razón a los clientes bancarios.

La importancia de la macrodemanda, por tanto, reside en su volumen. Inicialmente, en 2010, englobaba a unas 20.000 personas, pero Adicae estima que ahora mismo son la mitad o menos de la mitad, ya que algunos reclamantes han obtenido respuesta por otras vías (acuerdos con su banco, procesos individuales...). Aun así, la asociación de defensa de los consumidores estima que supone tener que devolver unos 190 millones de euros. Poco en comparación con los varios miles de millones que la banca tendría que pagar al millón de afectados, según estimaciones de Adicae, que todavía quedan en España.

Esto se debe a que la macrocausa, al enjuiciar a 101 bancos, cajas y entidades de crédito (muchos de ellos inexistentes hoy en día y agrupados en nuevas entidades), debería agilizar en adelante las reclamaciones. Aunque bajo ciertas circunstancias las cláusulas suelo pueden considerarse válidas, su consideración como abusivas reposa en que las entidades las imponían en una negociación poco transparente, lo que es contrario a la normativa europea de protección a los consumidores. La mayor parte de las veces, de hecho, los contratos incluían una redacción genérica, lo que facilita que, en el caso de que un tribunal rechace esa cláusula, los que tienen una idéntica en su hipoteca también reclamen.

El último fallo del Supremo tampoco despeja las incertidumbres que quedan sobre las cláusulas suelo ni, mucho menos, sobre el conjunto de prácticas abusivas en las hipotecas, que han provocado una enorme litigiosidad en los últimos años. Queda pendiente por ejemplo resolver si quienes reclamaron una cláusula suelo en su día y obtuvieron solo una devolución parcial, conforme a la doctrina del Alto Tribunal en la época, pueden volver ahora a reclamar, algo a lo que la justicia europea se ha mostrado favorable.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_