Snap pierde un 40% de su valor tras un mensaje del jefe a la plantilla

La compañía decepciona con sus resultados y frena el ritmo de contrataciones

El logo de Snap en una pantalla de la Bolsa de Nueva York cuando la compañía salió a cotizar, en 2017.
El logo de Snap en una pantalla de la Bolsa de Nueva York cuando la compañía salió a cotizar, en 2017.Lucas Jackson (REUTERS)

El jefe de Snap, Evan Spiegel, tiene claros los males que aquejan a su empresa. Tanto, que el día que presentaba los resultados se los ha explicado a su plantilla. El pesimismo que trasluce su mensaje, unido a la decepción de las cifras comunicadas al mercado, ha provocado el desplome de las acciones de la compañía, que ha perdido en unos momentos el 40% de su valor y ha caído por debajo del precio de su salida a Bolsa. Su desplome, además, ha contagiado a otras redes sociales y valores tecnológicos y, con ello, al conjunto del mercado.

La empresa ha pasado de valer 37.000 millones de dólares (unos 35.000 millones de euros) a unos 22.000 millones de dólares. Snap tuvo un momento dulce durante la pandemia, cuando la gente confinada en su casa buscaba entretenerse y comunicarse y usó de forma mucho más intensa su aplicación. Ahora, no es capaz de mantener ese ritmo y tiene que hacer frente a toda una serie de problemas.

“Al igual que muchas empresas, seguimos enfrentándonos al aumento de la inflación y los tipos de interés, a los problemas en la cadena de suministro y a las interrupciones laborales, a los cambios en la política de la plataforma, al impacto de la guerra en Ucrania y otros problemas”, indica Spiegel en el mensaje desvelado por Bloomberg.

Menor crecimiento

“El entorno macroeconómico se ha deteriorado más y más rápido de lo que habíamos previsto cuando dimos nuestras previsiones trimestrales el mes pasado”, continúa. “Nuestros ingresos (...) crecen más lentamente de lo que esperábamos”, explica, añadiendo que es probable que se queden por debajo del límite inferior que habían manejado en su rango de previsiones. El jefe de Snap pide responsabilidad con el gasto y anuncia que las contrataciones de personal se frenarán.

Los resultados presentados por la empresa dejan señales en diferentes direcciones. Por un lado, los ingresos crecen con fuerza, un 38% en el primer trimestre, hasta superar la barrera de los 1.000 millones de dólares (1.062,7 millones, exactamente). Por otro, las pérdidas también crecen, un 25%, hasta 359,6 millones. Pero lo que preocupa más a inversores y analistas es que la generación de caja se ha reducido. Eso, y que el segundo trimestre pinta mucho peor que el primero.

Según las nuevas previsiones, el ritmo de crecimiento de los ingresos se reducirá y bajará hasta el 20%-25%. Y el resultado bruto de explotación, que alcanzó los 64 millones de dólares en el primer trimestre, ahora se situará entre 0 y 50 millones, según la empresa.

La rebaja de las previsiones de Snap ha afectado a la cotización de compañías de su sector. Meta (la matriz de Facebook), Alphabet (el grupo de Google), Twitter y Pinterest estaban entre los que sufrían fuertes caídas en Bolsa. Y el peso de esas compañías ha arrastrado al conjunto del mercado, afectado también por la señal negativa que han enviado las cuentas de Abercrombie & Fitch, que se suman a los malos resultados de otras firmas minoristas.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS