ACS estudia lanzar una opa por Atlantia, su socia en Abertis

La constructora de Florentino Pérez se alía con los fondos GIP y Brookfield para hacerse con el control de la italiana en manos de la familia Benetton

Logo de Atlantia.
Logo de Atlantia.Guglielmo Mangiapane (REUTERS)

ACS está estudiando lanzar una oferta pública de adquisición (opa) por la compañía italiana de infraestructuras y autopistas Atlantia, que tiene un valor en Bolsa de más de 15.000 millones de euros, lo que supondría una de las mayores operaciones corporativas del mundo en lo que va de año, según ha confirmado este miércoles la constructora española en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía que preside Florentino Pérez ha señalado que tiene un acuerdo exclusivo con los fondos especializados en infraestructuras GIP y Brookfield por el cual ACS acabaría comprando la mayoría del negocio de concesiones de autopistas de Atlantia, aunque “sin que a fecha de hoy se haya tomado ninguna decisión”.

ACS y Atlantia, compañía controlada al 33,1% por la familia Benetton, ya son socios en Abertis, empresa española concesionaria de autopistas en la que la primera cuenta con el 50% menos una acción y la segunda con el otro 50% más una acción. Si finalmente adquiere a la italiana, ACS se haría también con el control absoluto de Abertis.

Precisamente Atlantia arrastra una deuda de 30.000 millones tras hacerse con el 50% del capital de la Abertis, lo que elevaría el riesgo de la operación. Y a la asunción de esta deuda, se sumaría la dificultad de convencer a la familia Benetton y la necesidad de la compañía presidida por Florentino Pérez de obtener el beneplácito del Gobierno italiano.

Contraoferta con Blackstone

Un acuerdo que se antoja difícil porque el fondo estadounidense Blackstone estudia asociarse con los Benetton para adquirir Atlantia y sacarla del mercado, según fuentes cercanas a las negociaciones. Una eventual oferta entraría en competencia con los planes de ACS, según han publicado la agencia Bloomberg y Financial Times.

El clan industrial Benetton aumentó recientemente su control sobre Atlantia al subir su participación al 33% después de la venta de 8.000 millones de euros de la división italiana de peajes. La compañía también ha atraído el interés de varios inversores en infraestructuras y fondos de capital riesgo, con los que podría negociar ACS, incluso plantearse una opa hostil.

Tras divulgarse la posible operación, adelantada por la agencia Bloomberg, las acciones de Atlantia llegaron a subir hasta un 6,7% en la sesión de este miércoles aunque cerraron finalmente con un alza del 2,45%, hasta 19 euros. Mientras, los títulos de ACS se contrajeron un 3,81%, hasta 23,46 euros.

Atlantia controla 48 concesiones de autopistas en 11 países, sumando 9.346 kilómetros bajo gestión. Su principal activo en ese negocio es Abertis, compartida ya con ACS. También opera cinco aeropuertos, los de Fiumicino y Ciampino, en Roma, y Niza, Cannes y Saint Tropez, en la Costa Azul francesa. Los ingresos del grupo en 2021 alcanzaron los 6.400 millones de euros, para un ebitda de 4.000 millones. La empresa genera un flujo libre de caja de 2.900 millones anuales.

ACS ya mostró interés por la firma de autopistas Autostrade, filial de Atlantia que se vio obligada a venderla tras el siniestro del viaducto de Morandi, que dejó 43 muertos en agosto de 2018 en Génova. La oferta no vinculante de ACS por Autostrade alcanzó los 10.000 millones de euros, pero finalmente fue un consorcio liderado por la pública Cassa Depositi e Prestiti quien se hizo con la mayor operadora de autopistas del país transalpino con el apoyo del Ejecutivo italiano, que no veía con buenos ojos que cayera en manos extranjeras.

Socias en Abertis

ACS y Atlantia son socias de capital en Abertis. De hecho, este mismo martes la junta general ordinaria de accionistas de Abertis Infraestructuras aprobó un reparto de 601,6 millones de euros entre las dos accionistas, por medio de una reducción del capital social de la compañía.

La compañía española cuenta con los más de 4.900 millones de euros de liquidez que ingresó al cierre de 2021 por la venta de su división de Servicios Industriales a la francesa Vinci. Tras Benetton, el segundo accionista de la empresa transalpina es el fondo de Singapore GIC, con un 8,29%, por delante de HSBC, con el 5,01%, y Fondazione Cassa Di Risparmio di Torino, con el 4,54%.


Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS