La subida del petróleo dispara el beneficio de Cepsa hasta los 661 millones en 2021

La división de Exploración y Producción de crudo duplicó su resultado bruto respecto a 2020. La petrolera presentará su plan estratégico el 30 de marzo

Un hombre reposta, la semana pasada, en una gasolinera de Cepsa en Madrid.
Un hombre reposta, la semana pasada, en una gasolinera de Cepsa en Madrid.Eduardo Parra (Europa Press)

Cepsa regresó a números verdes en 2021, el primer año de la recuperación económica y en plena escalada de precios de los combustibles fósiles. La petrolera española —propiedad Mubadala Investment, el vehículo de inversión del emirato de Abu Dabi, que tiene el 63% de las acciones, y del fondo estadounidense Carlyle (37%)— se anotó un beneficio neto de 661 millones el ejercicio pasado, dejando atrás las pérdidas de 919 millones de 2020, cuando el barril llegó a cotizar en negativo. Una mejoría que la propia empresa achaca a la “recuperación de la demanda” y al “aumento de los precios del crudo”. El beneficio neto de 2021 fue el segundo mayor en más de una década, tras los 743 millones ganados en 2017.

El primer ejecutivo de Cepsa, Maarten Wetselaar, que tomó las riendas de la compañía con el pasado ejercicio ya vencido, ha calificado los resultados de “buenos”. “Suponen una base sólida para nuestros planes de impulsar la transición energética”, afirma en una nota en la que enfatiza su ambición de convertirse en una empresa “líder” en renovables que contribuya a “mejorar la independencia energética de Europa”. El año pasado, la inversión acometida por la compañía cayó un 27%, hasta los 473 millones, un descenso que justifica por el “exhaustivo control para mantener la generación de caja”. La energética desvelará su plan estratégico en dos semanas, el próximo 30 de marzo.

Tras la invasión rusa de Ucrania, la petrolera dejó de comprar crudo, gas natural y productos petrolíferos rusos. Lo hizo, afirma, el mismo día en que empezó la guerra. “La compañía no prevé que esta postura vaya a cambiar en un futuro próximo”, subraya. “Cepsa ha tenido tradicionalmente una actividad comercial muy limitada en Rusia y actualmente ha dejado de vender productos en este país”.

Menor ratio de deuda

El resultado bruto de explotación ajustado (Ebitda ajustado) de Cepsa ascendió el año pasado a 1.815 millones de euros, un 53% más que 12 meses antes, lo que permitió una reducción de la ratio de endeudamiento sobre Ebitda, que pasó de 2,7 a 1,6 veces. Según las cifras publicadas este miércoles por la petrolera, su liquidez asciende a 3.476 millones, una cantidad suficiente para cubrir cuatro años y medio de vencimientos de deuda.

Por áreas de negocio, la mayor contribución al Ebitda ajustado provino de la rama de Exploración y Producción de crudo, que prácticamente duplicó su resultado bruto, hasta los 905 millones de euros. Esto se debe, reconoce Cepsa, al “incremento de los precios del crudo, sustancialmente más altos que en 2020 (+70%), gracias a la recuperación de la demanda”.

La unidad de Refino logró una mejora aún mayor, al pasar de un Ebitda ajustado de 10 millones en 2020 a uno de 93 millones en 2021, con un incremento del margen de ganancias pese al encarecimiento del gas natural, una de las principales materias primas necesarias en ese proceso. Y la división de Química —que la empresa lleva meses sopesando vender—, logró un beneficio bruto ajustado de 461 millones en 2021, casi un 30% más que un año antes, por una confluencia de mayores volúmenes (+5%), mejor margen y precios más altos.


Sobre la firma

Ignacio Fariza

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Ha trabajado en las delegaciones del diario en Bruselas y Ciudad de México. Estudió Económicas y Periodismo en la Universidad Carlos III, y el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS