Bit2Me negocia asociarse con los bancos para que ofrezcan criptomonedas a sus clientes

La principal plataforma española de compraventa de divisas digitales aspira a convertirse en unicornio

Leif Ferreira, fundador y CEO de Bit2Me.
Leif Ferreira, fundador y CEO de Bit2Me.

La plataforma española de criptomonedas Bit2Me está manteniendo conversaciones con la banca para convertirse en su socio comercial. El auge de este tipo de activos ha despertado el interés de muchos clientes de las entidades financieras, interesados en diversificar sus carteras de inversión. Eso está llevando a los bancos a aparcar progresivamente las reticencias que durante años han mostrado hacia las divisas digitales por su alta volatilidad y las dudas sobre su regulación. Ahí es donde ha entrado en juego Bit2Me: la compañía valenciana lleva seis años operando en el sector, y fuentes de la firma aseguran que los bancos quieren aprovechar su conocimiento para aterrizar en el mundo cripto acompañados de un actor familiarizado con él.

No ha trascendido con qué entidades está negociando Bit2Me, pero los futuros acuerdos podrían convertirla en una especie de marca blanca de los bancos que se decidan a ofrecer servicios de compraventa de criptomonedas, que delegarían en Bit2Me toda la operativa. La start up se ha financiado sobre todo a través de dos vías: una primera ronda de inversión celebrada en diciembre de 2020 en la que la firma de capital riesgo Inveready aportó un millón de euros, y la salida al mercado de su token —objetos similares a las monedas, pero sin valor de curso legal al ser emitidos por entidades privadas, que recaudó 20 millones.

La firma calcula que su volumen de transacciones en 2021 superó los 1.100 millones de euros, y cuenta actualmente con 160 empleados y 500.000 usuarios, el 20% de ellos fuera de España. Actualmente, se encuentra embarcada en un agresivo proceso de contrataciones para afianzar su crecimiento, con el que busca alcanzar los 300 empleados a final de año. También prepara su salto a Brasil, donde abrirá una nueva oficina para implantarse en el país. Aunque no ha comunicado cifras sobre en cuánto la valora el mercado, confía en convertirse próximamente en unicornio —la denominación que se usa para las empresas tecnológicas valoradas en más de 1.000 millones de dólares—.

En medio de la preocupación de las autoridades por los fraudes y movimientos de fondos ilícitos asociados a las criptomonedas, Bit2Me se convirtió el pasado jueves en la primera empresa del sector en ser reconocida por el Banco de España, tras cumplimentar la documentación que garantiza su lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Ese mismo día entró en vigor la norma de la CNMV que regula la publicidad de criptoactivos y obliga a las empresas a colocar mensajes de advertencia sobre sus riesgos en todas las comunicaciones dirigidas a captar clientes y solicitar autorización previa en el caso de campañas masivas.

El BBVA es el banco español que más rápido parece estar avanzando en la incorporación de criptomonedas a su oferta para la clientela, si bien solo lo ha hecho por ahora en su filial suiza de banca privada, donde implantó este servicio el pasado junio. Al principio solo ofrecía a sus clientes operar con bitcoins, la criptomonedas más popular y la de mayor valor por capitalización bursátil —unos 800.000 millones de euros—, pero en diciembre añadió a su catálogo ether, la segunda mayor criptomoneda. Sus clientes allí también pueden convertir sus fondos en estas dos criptomonedas en euros, dólares y otras divisas.

Sobre la firma

Álvaro Sánchez

Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS