El Ibex 35 sube un 7,9% en 2021 pero queda descolgado del resto de grandes índices europeos

Rovi (+90%), Fluidra (+70%) y el Banco Sabadell (+67%) son los valores que más se revalorizan en el año. Los parqués de París, Fráncfort, Milán y Londres se anotan alzas acumuladas de doble dígito

Paneles en el Palacio de la Bolsa de Madrid, en la última sesión del año.
Paneles en el Palacio de la Bolsa de Madrid, en la última sesión del año.Alberto Ortega - Europa Press (Europa Press)

El selectivo de la Bolsa española, el Ibex 35, ha finalizado un 2021 marcado por la volatilidad con una revalorización del 7,93%. Este ascenso se produce después de que en 2020 el parqué madrileño se dejase un 15,45%, cayendo al nivel de los 8.000 enteros. Sin embargo, todavía se encuentra lejos de los 10.000 puntos que alcanzó a pocas semanas del comienzo de la pandemia en España en marzo de 2020. Su desempeño, además, ha sido un año más peor que el del resto de grandes índices del continente: el Cac francés, el Dax alemán y el FTSE Mib italiano han echado el cierre al ejercicio con alzas de doble dígito.

Las mayores subidas en el Ibex han sido las protagonizadas por la farmacéutica Rovi, que se ha revalorizado más de un 90% en el año, Fluidra, que ha avanzado cerca de un 70%, y el Banco Sabadell, que se ha anotado un aumento del 67%. En el lado opuesto, las mayores caídas se las han anotado Siemens Gamesa, con un descenso en su cotización del 36%; Grifols, que en el año se ha dejado en torno a un 29%, y Solaria, con cerca de un 27%.

El analista de XTB Manuel Pinto señala que el año ha estado marcado por las noticias “positivas y negativas” sobre el proceso de vacunación y la evolución de los datos de contagios, hospitalizaciones, y de las medidas decretadas por los gobiernos para frenar el virus. Además, a partir de septiembre se sumaron “miedos inflacionarios” como consecuencia de un aumento de los costes de la energía y de los cuellos de botella en la oferta, lo que propició caídas importantes en los principales mercados bursátiles del mundo.

Por su parte, Diego Morín, de IG, señala que, a pesar de este ascenso anual, el Ibex 35 “ha sido de los índices más perjudicados por las apariciones de las cepas del coronavirus”, provocando volatilidad en la cotización como consecuencia de su dependencia hacia los sectores cíclicos, como el sector turístico. En general, destaca que el sector bancario, también ligado al ciclo, ha recuperado parte del terreno perdido en 2020 gracias al apoyo de los bancos centrales, mientras que el sector eléctrico es el más penalizado.

Pinto explica que tanto la subida de Rovi como de Fluidra se apoyan en la evolución de la pandemia. En el primer caso, se trata de una compañía que se ha beneficiado del acuerdo con Moderna para la producción y venta de la vacuna de la covid-19, mientras que el caso de Fluidra se explica por el mayor interés en las geografías en las que opera —incluyendo Europa, Estados Unidos o Australia— por tener viviendas con piscinas. Sin embargo, señala la incertidumbre sobre la evolución de la cotización de estas empresas durante los próximos meses. “En 2022 se verá cómo se desarrolla el entorno sanitario, que llevará a algunas compañías a ser ganadoras y a otras, perdedoras”, señala Pinto.

Además, apunta al sector turístico que, si bien este 2021 parecía poder llegar a recuperar niveles “atractivos”, finalmente no ha conseguido remontar el vuelo. “Durante 2022, si la crisis vuelve a retroceder, será uno de los sectores a tener en cuenta”. En el ámbito internacional, el analista de IG destaca el comportamiento de los índices americanos, con ascensos por encima del 15%, gracias a la llegada de las vacunas y por los estímulos de los bancos centrales. En Europa, resalta en especial el francés Cac 40, que ha avanzado en 2021 casi un 30%.

Potencial para 2022

De esta forma, la directora de oferta digital de Singular Bank, Victoria Torre, afirma que los principales pesos pesados del Ibex 35 “siguen contando con un potencial alcista importante”, lo que puede ayudar a que el selectivo madrileño siga con una tendencia alcista en 2022, “siempre que la recuperación económica acompañe”. Entre las apuestas de Torre para impulsar al índice se encuentran BBVA, Santander o Iberdrola.

“Pensamos que la bolsa española podría tener un buen comportamiento relativo en el contexto de un crecimiento sólido de la economía global con una inflación moderada, pero superior a la que había antes de la pandemia. El principal riesgo sería la vuelta a un crecimiento débil como consecuencia de una adversa evolución del covid o un shock energético persistente”, destaca.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS