CaixaBank paga a Mapfre 571 millones por romper el acuerdo de seguros

El banco, que culminó este año la absorción de Bankia, se hace ahora con el 51% de Bankia Vida que estaba en manos de la aseguradora, disconforme con la cantidad

Sede de Mapfre en Majadahonda (Madrid), en una imagen de archivo.
Sede de Mapfre en Majadahonda (Madrid), en una imagen de archivo.GettyImages

CaixaBank ha pagado a Mapfre 570,8 millones de euros por la ruptura del acuerdo de seguros que en su día había suscrito Bankia (ahora integrada en CaixaBank) con la aseguradora, según han informado ambas compañías a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La solución alcanzada supone satisfacer 323,7 millones por la compra del 51% de Bankia Vida que tenía Mapfre y abonar una compensación de 247,1 millones por terminar el acuerdo para vender seguros en las oficinas de Bankia. La suma total podrá incrementarse en 52 millones en función de lo que determine un arbitraje al que ambas compañías han aceptado someterse. Además, la aseguradora señala sentirse disconforme con la valoración de Bankia Vida que ha realizado un experto independiente y dice que emprenderá acciones legales.

El anuncio de este miércoles es un coletazo del proceso de fusión entre CaixaBank y Bankia, cuya integración culminó en el primer trimestre de este año. Cuando Bankia era una entidad independiente, tenía un acuerdo para la comercialización de seguros de no vida con Mapfre, que además tenía una participación mayoritaria (51%) en una sociedad conjunta, Bankia Vida, con la que la entidad prestaba ese servicio asegurador. Pero este modelo no encajaba tras la absorción por parte de CaixaBank, que tenía el negocio ordenado de otra manera.

La solución, por tanto, ha sido extinguir la relación entre el banco y Mapfre. Una vez asumido el 100% de Bankia Vida, esta se venderá íntegramente a VidaCaixa. La entidad de origen catalán señala en el comunicado remitido al regulador bursátil que “la formalización de estas operaciones no tendrá un impacto significativo en la cuenta de resultados” del grupo para 2021. En su día CaixaBank realizó extensas provisiones para las contingencias que pudieran surgir en el proceso de fusión y esta era una de las previsibles, indican fuentes del mercado. En cualquier caso, la compra de Bankia Vida “tendrá un impacto en capital CET1″ que el banco cuantifica en la pérdida de siete puntos básicos en ese indicador de solvencia.

Por su parte, Mapfre anuncia que el acuerdo le ha reportado un beneficio neto de 171 millones, a los que podrían añadirse otros 52 millones si el laudo arbitral se resuelve de manera favorable a sus intereses. La aseguradora afirma que una parte del dinero se empleará en mejorar su eficiencia operativa. La idea es ir a un modelo más sencillo con el que espera obtener ahorros anuales de 46 millones de euros. No obstante, no está conforme con la cantidad percibida.

Acciones legales

El motivo de este descontento es la valoración de Bankia Vida que realizó un experto independiente, la firma Oliver Wyman. Mapfre considera que el valor de mercado ronda los 715 millones, en lugar de los menos de 600 millones que se determinaron, y por ello anuncia que “ejercerá las acciones legales pertinentes”. Estas en principio se dirigirían contra la firma de valoraciones, “por incumplimiento de las instrucciones contenidas en el encargo” para determinar el valor del negocio asegurador de vida de Bankia. Fuentes de la aseguradora señalan que la valoración se hizo con criterios “no habituales” porque no contemplaban los beneficios futuros que pudieran generar las pólizas actuales y consideran que sí debería haberlo hecho.

A eso se une el arbitraje al que ambas compañías han aceptado someterse, ya que Mapfre no solo disiente de la valoración, sino también de la manera de determinar la compensación que le correspondía. Esta se ha calculado como un 110% del valor de mercado del negocio afectado, pero la aseguradora cree que debería ser un 120%. Así que será un laudo arbitral el que señale si CaixaBank debe pagar también, o no, esos 10 puntos de diferencia, equivalentes a 52 millones de euros.

En el pacto suscrito por Mapfre y Bankia en su día se recogían algunos supuestos que daban derecho a percibir una compensación por la extinción del negocio del 120%. Uno de ellos era el cambio de control en la entidad que había sido rescatada por el sector público en la Gran Depresión. CaixaBank, sin embargo, alegó en la negociación que el supuesto a aplicar era el que determinaba una compensación del 110% si se producía un aumento de la red de comercialización de seguros de Mapfre a través de las oficinas bancarias.

El anuncio del acuerdo entre CaixaBank y Mapfre, ambas cotizadas en el Ibex 35, se ha producido en mitad de una jornada bursátil al término de la cual el banco se ha anotado unas ganancias del 0,21%, hasta situarse en 2,40 euros por acción. La cotización de la aseguradora ha cerrado prácticamente plana, con una leve pérdida del 0,08% y 1,82 euros por acción.

Sobre la firma

José Luis Aranda

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS, diario donde entró a trabajar en 2008. Escribe habitualmente sobre temas de vivienda y referentes al sector inmobiliario. Es licenciado en Historia por la Universitat de València y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS