Inditex, un imperio valorado en 87.000 millones de euros

Las ventas de la compañía se multiplican por cinco durante los casi 17 años en los que Pablo Isla ha estado al frente del grupo

Tienda de Zara en un centro comercial de Viña del Mar, en Chile.
Tienda de Zara en un centro comercial de Viña del Mar, en Chile.Rodrigo Garrido (Reuters)

Pablo Isla deja la compañía tras haber cimentado durante casi 17 años un coloso mundial del sector textil, con un valor bursátil de más de 87.300 millones de euros. Desde que Isla dejara en 2005 la presidencia de Altadis para asumir el cargo de consejero delegado de Inditex, el valor de la empresa con sede en Arteixo (A Coruña) ha crecido más de un 800% al calor de un aumento de casi todas las variables, empezando por las ventas, que se han multiplicado por cinco. Solo la pandemia rompió la racha del hombre al que Forbes encumbró como mejor directivo de la década pasada.

Inditex —que engloba a marcas como Zara, Massimo Dutti, Bershka o Stradivarius— no ha hecho sino expandirse bajo la batuta de Isla, que en 2011 asumió la presidencia del grupo. Cuando llegó en 2005, las ventas de la corporación eran de 5.569 millones de euros. Casi tres lustros después, en 2019, llegaron a los 28.286 millones. Cinco veces más. La Gran Reclusión provocó una caída de la facturación. Y aun así, el grupo fundado por Amancio Ortega salvó los muebles con unas ventas de 20.402 millones de euros, el 27,9% menos que el año anterior. En parte, lo logró gracias al tremendo impulso que dio a las ventas online, que prácticamente se duplicaron de un año a otro hasta alcanzar los 6.612 millones.

Amancio Ortega y Pablo Isla, durante el campeonato de saltos Gran Premio Casanovas, en A Coruña.Vídeo: FOTO: GETTY IMAGES | EFE

La pandemia sí lastró, en cambio, el beneficio de la compañía. Hasta casi un 70%. Antes de que estallara la crisis del coronavirus, en 2019, las ganancias de la empresa habían escalado hasta los 3.600 millones, más de cuatro veces el beneficio que se encontró Isla al llegar al grupo. Sin embargo, la empresa ha logrado ya dar la vuelta a la situación. Entre el 1 de mayo y el 6 de junio de este año, Inditex había logrado ya facturar el doble que en el mismo periodo de 2020 e incluso un 5% por encima que en las mismas semanas de 2019. La recuperación definitiva del grupo depende de la evolución de la variante ómicron, que llega justo cuando el comercio, en Europa o en EE UU, esperaba una campaña de Navidad récord.

De cualquier modo, hoy Inditex es un gigante presente en 96 mercados, con 6.789 tiendas —frente a las 2.692 de 2005— y 174.000 empleados, que incluso llegó a valer 110.000 millones en Bolsa. Tras haber dejado atrás a otros gigantes del sector como la norteamericana GAP y la sueca H&M, Inditex parece tener ya solo competidora a la japonesa Uniqlo. El grupo nipón, Fast Retailing, llegó a dar el sorpasso en febrero. Sin embargo, la crisis del coronavirus en Japón ha pasado factura a Uniqlo, que desde su pico el pasado invierno se ha dejado casi un 40% de su valor en Bolsa. Este martes, tras conocerse el relevo, la empresa cedió un 6,1% en Bolsa.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS