EE UU investiga el sistema de piloto automático de Tesla tras una serie de accidentes

La agencia de seguridad de tráfico estadounidense ha detectado 11 choques que involucran el sistema de conducción asistida y que han dejado 17 heridos y un muerto

Los sedán Tesla 2018 Model 3 afuera de una sala de exhibición de Tesla en Littleton, Colorado.
Los sedán Tesla 2018 Model 3 afuera de una sala de exhibición de Tesla en Littleton, Colorado.David Zalubowski (AP)

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en Inglés) de Estados Unidos ha anunciado este lunes una investigación al sistema de conducción asistida de Tesla. La decisión llega después de que varios modelos de la marca se estrellaran con accidentes previos en la carretera en 11 ocasiones desde 2018, dejando al menos 17 heridos y un muerto. Todos los accidentes ocurrieron de noche y cuando los conductores estaban dormidos o distraídos. En última instancia, la principal agencia de seguridad automotriz del gobierno federal podría obligar a la empresa de Elon Musk a retirar algunos de sus coches Tesla Autopilot y realizar cambios en su sistema.

Tesla está trabajando en una tecnología de conducción autónoma completa, pero aún no ha completado el proceso y advierte en sus manuales de que “las características actuales del piloto automático requieren una supervisión activa del conductor y no hacen que el vehículo sea autónomo”. Las acciones de Tesla cayeron un 4% tras conocerse el anuncio.

Más información
China desafía la soberbia de Tesla

La investigación analizará los modelos Tesla Y, X, S y 3 del 2014 a 2021; un total de 765.000 coches, la mayoría fabricados en Estados Unidos. Será la investigación al sistema de conducción autónoma más grande que se haya realizado a la marca de Musk. Uno de sus principales objetivos es definir cómo estos vehículos garantizan que los conductores presten atención a la carretera. Los manuales señalan que los pilotos deben mantener las manos en el volante, aunque el sistema continúa funcionando si solo lo hacen ocasionalmente.

La agencia de seguridad también examinará cómo el Autopilot identifica objetos en la carretera y en qué vías se puede activar el sistema. Tesla recomienda utilizar la conducción autónoma en carreteras divididas, pero se puede usar en las calles de la ciudad. General Motors tiene un sistema similar que, a través del GPS, restringe el uso en vías donde no hay intersecciones de peatones o ciclistas. “La NHTSA recuerda al público que actualmente ningún vehículo de motor disponible comercialmente es capaz de conducirse por sí mismo”, ha señalado la agencia en un comunicado.

La mayoría de los accidentes ocurrieron en la noche e involucraron un coche de emergencias aparcado (camión de bomberos, ambulancia…) o algún elemento de equipo de emergencia como luces de vehículos de primeros auxilios, bengalas de emergencia, triángulos reflectantes y conos de carretera, dando una pista de que el sensor de luces en la oscuridad puede ser defectuoso. “Se confirmó que todos los vehículos [Tesla] estaban en piloto automático o en el control de velocidad de crucero dependiente del tráfico durante la aproximación a los choques”, señala el documento de la agencia.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Sobre la firma

Antonia Laborde

Periodista en Chile desde 2022, antes estuvo en la oficina de Washington. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS