Turismo

El Reino Unido incluye a Baleares en la ‘lista verde’ de destinos más seguros, pero no al resto de España

Los viajeros británicos que planeen en las islas sus vacaciones ya no tendrán que someterse a una cuarentena obligatoria a su regreso. El resto de zonas turísticas españolas siguen en la ‘lista ámbar’

Playa del Arenal, en Palma de Mallorca, en agosto de 2020.
Playa del Arenal, en Palma de Mallorca, en agosto de 2020.Enrique Calvo / Reuters

El Gobierno de Boris Johnson ha incluido este jueves a las Islas Baleares en su lista verde de destinos turísticos seguros. Los viajeros que se desplacen allí desde Inglaterra, a partir de las cinco de la tarde del próximo miércoles, ya no estarán obligados a guardar a su regreso una cuarentena obligatoria de 10 días, aunque deberán someterse a varias pruebas de detección de la covid-19. En 2019, casi cuatro millones de británicos disfrutaron sus vacaciones en el archipiélago, principalmente en Mallorca.

Downing Street —que ha añadido al listado la isla de Malta y a destinos caribeños como las islas Caimán, Barbados, Bermuda, Dominica y Granada— deja fuera al resto de España, que sigue en la lista ámbar, es decir, territorios a los que el Gobierno británico desaconseja viajar. Londres revisa esta clasificación cada tres semanas.

Más información

Los ministros convocados por Johnson este jueves para revisar las condiciones actuales a los viajes internacionales han discutido también la idea de evitar la cuarentena de regreso a aquellas personas que hayan completado su pauta de vacunación (dos dosis) y viajen a los países de la lista ámbar. Toda Europa (con la excepción de Gibraltar, y ahora de las Baleares y Malta) se encuentra en esa categoría. El Gobierno británico desalienta efusivamente viajar a esas zonas, a no ser que obedezca a motivos esenciales. Portugal se salvó por un breve periodo y fue incluido en la lista verde. La decisión de Londres, que revisa el listado cada tres semanas, de dar marcha atrás también allí provocó un caos de regreso para miles de turistas británicos, especialmente en la región del Algarve.

De momento, para desesperación de la industria turística, Londres ha decidido retrasar la excepción de la pauta completa de inmunización. El Consejo de Turismo y Viajes Internacionales ha calculado en 740 millones de euros diarios las pérdidas por una indecisión que lleva a algunos a pronosticar que la campaña veraniega se ha perdido por completo. El secretario de Estado de Transportes, Grant Shapps, ha confirmado en su cuenta de Twitter: “Gracias a nuestro exitoso programa de vacunación, nuestra intención es que este verano, algo más adelante, los británicos que tengan pauta completa de vacunación puedan viajar a los países de la lista ámbar sin necesidad de hacer cuarentena a su regreso”,

Paradójicamente, la reticencia de Johnson a abrir el turismo internacional puede haberse vuelto en su contra. La razón última residía en las nuevas variantes del virus, y en la necesidad de seguir controlando las fronteras. Hoy la variante delta (surgida en la India) es la predominante casi al 100% en todos los nuevos contagios que se producen en el Reino Unido.

Este jueves se han registrado en el país 16.703 nuevos casos y 21 fallecidos por la covid-19. El número de hospitalizaciones aumenta a un ritmo cada vez más preocupante, a pesar de que casi 32 millones de personas (poco más del 60% de la población adulta) han recibido ya sus dos dosis de la vacuna.

La canciller alemana, Angela Merkel, secundada por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se ha puesto al frente de una iniciativa para lograr que los países de la UE exijan a los viajeros británicos que se sometan a un periodo de cuarentena después de su llegada. Es esta una decisión complicada para destinos como España, Portugal, Grecia o Italia, que necesitan el impulso económico del turismo británico. El Gobierno español fue uno de los primeros en anunciar que ya no exigiría una PCR previa a los viajeros procedentes del Reino Unido.

El Gobierno de Baleares ha aplaudido la decisión del Reino Unido que, según el consejero de Turismo, Iago Negueruela, permite posicionar a las islas “como el primer destino turístico del Mediterráneo”. A pesar de esta buena noticia, el consejero hace un llamamiento a la prudencia y ha pedido responsabilidad tanto para los residentes como para todas aquellas personas que visiten el archipiélago, ya vengan otras comunidades u otros países. Negueruela ha anunciado que pedirá a Sanidad Exterior “algún tipo de mecanismo” que garantice la seguridad de los visitantes procedentes del Reino Unido “como elemento que refuerza la imagen de las Islas como destino seguro”, informa Lucía Bohórquez.

El sector turístico balear, por su parte, ha acogido con alivio la inclusión de Baleares. La presidenta de la federación hotelera de Mallorca, María José Aguiló, ha dicho que es una “muy buena noticia” para las zonas en que trabajan con el mercado británico porque se podrá reactivar la actividad y la contratación de personal, Esta federación insta al sector a prepararse para el fuerte incremento de viajeros que prevé que lleguen del Reino Unido a partir de la próxima semana. “Con seguridad reservarán vacaciones cuando sea factible porque somos uno de sus destinos favoritos, por eso es muy importante que presenten a su llegada una prueba negativa y que el aeropuerto se adapte al aumento de flujo de estos viajeros, que pasan controles distintos”, ha subrayado Aguiló.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50