La pandemia da un vuelco al consumo alimentario

Los supermercados, el comercio electrónico y los envíos a domicilio ganaron peso a costa de la restauración

Un supermercado de Caprabo, el jueves pasado.
Un supermercado de Caprabo, el jueves pasado.CAPRABO (Europa Press)

El sector alimenticio sufrió un pequeño bache en 2020. La irrupción de la covid-19 dejó una reducción del gasto en alimentación en España del 3,2%, hasta los 102.082 millones de euros, y del 4,4% en volumen, hasta los 34.766 millones de unidades en kilos o en litros, según los datos presentados este viernes por el Ministerio de Agricultura. La caída se debió un fuerte retroceso del consumo en la restauración, compensado en parte por el incremento de la demanda en los hogares.

Este desajuste trajo el pasado año un aumento del peso de los supermercados y de las tiendas tradicionales en la venta de alimentos, así como más operaciones del comercio electrónico y de los servicios de delivery. También supuso cambios en el consumo diario: una mayor demanda de productos frescos, más tiempo dedicado a cocinar y un aumento en la demanda de los productos ecológicos.

Más información

En lo que se refiere al consumo alimentario, 2020 ha supuesto para el ministro Luis Planas un punto y aparte sobre el periodo anterior, con dos periodos muy diferentes entre el primer y el segundo semestre, con un volumen de gasto de 102.082 millones de euros, lo que supone un descenso del 3,2%, mientras la demanda en volumen creció un 4,4% hasta los 34.766 millones de kilos o de litros. Los hogares han sido los protagonistas con un gasto alimentario de 79.348 millones de euros, lo que significa un incremento del 11,2% en volumen, mientras en valor lo hizo en un 13.2% hasta los 31.878 millones de litros o de kilos con un incremento medio de los precios del 2,7%.

Frente a esta situación, fuera de los hogares el gasto en alimentación cayó en 36,8% hasta los 22.734 millones de euros, un 39% las bebidas y un 35,4% el resto de los productos, mientras en volumen el descenso fue del 37,7 % hasta los 2.888 millones de unidades.

El consumo medio per cápita creció un 2,1% en volumen a razón de 19,1 kilos por persona hasta los 774,29 kilos, mientras en gasto se redujo un 7,2% hasta los 2.383 euros con un recorte por persona de 183,8 euros. La crisis ligada a la pandemia ha supuesto la demanda de productos más baratos. La demanda por persona en los hogares lo hizo un 10,9% en volumen hasta los 689,5 kilos y en valor lo hizo en un 13,9% hasta los 1.716 euros. Por el contrario, fuera de los hogares el consumo por persona cayó un 38% en volumen hasta los 84,7 kilos y un 37,1% en valor hasta los 667 euros

Por canales de ventas, los supermercados, autoservicios y tiendas discount se consolidan como la primera opción de los consumidores, si bien ceden un punto pasando de una cuota de mercado del 41,4% al 39,7% en beneficio de otras vías como estaciones de servicio, e-comerce o la tienda tradicional. En la cesta de la compra, leches, frutas y hortalizas siguen acaparando los primeros puestos en volumen de la demanda. La carne y el pescado ocuparon el 20,4% y el 12,9% de la cesta, respectivamente.

El titular de Atocha mostró su apoyo a la Estrategia 2025 elaborada por el Gobierno. En frente están las organizaciones agrarias, que critican que en el documento se hace referencias a la necesidad de una reducción en la demanda de carne, así como a la protección del medio ambiente y los recursos naturales. Para el ministro se trata simplemente de una reflexión con la mirada en las próximas décadas en el marco de los debates que se están produciendo en el mundo sobre el uso de los recursos naturales y el medio ambiente.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción