AT&T y Discovery llegan a un acuerdo para crear un nuevo gigante de los contenidos

La fusión une marcas como HBO y CNN con el canal OWN, de Oprah Winfrey, y Animal Planet

La tienda principal de la empresa estadounidense AT&T en San Francisco, California.
La tienda principal de la empresa estadounidense AT&T en San Francisco, California.David Paul Morris / Bloomberg

Netflix y Disney van a encontrarse con un nuevo gigante. La gran compañía de telecomunicaciones estadounidense AT&T ha llegado a un acuerdo para fusionar su división de contenidos WarnerMedia con la rival Discovery. Las empresas, que dedicaron el domingo a afinar los detalles de la operación, anunciaron el pacto este lunes por la mañana. El nuevo gran operador unirá bajo un mismo paraguas marcas como HBO, HBO Max, TNT y la cadena informativa CNN con Animal Planet, Discovery, TLC, y otros canales de estilo de vida como OWN, de Oprah Winfrey, The Food Network y HGTV, dedicado a la reforma e interiorismo.

AT&T controlará un 71% del nuevo grupo, que aún no tiene nombre, mientras Discovery mantendrá el resto. La operadora de telecomunicaciones obtendrá a cambio 43.000 millones de dólares en efectivo (35.400 millones de euros), activos de deuda y retendrá parte de la deuda de WarnerMedia. El anuncio de la operación ha disparado un 9% la cotización de las acciones de Discovery Inc. mientras que las de AT&T crecían un 2% tras la apertura de Wall Street. La transacción, que se espera sea finalizada a mediados de 2022 tras un voto de accionistas de Discovery y la aprobación de los reguladores en Washington, supone un cambio de paso tras la apuesta por los contenidos que hizo en 2018 con la compra del grupo de entretenimiento Time Warner.

Las empresas afirman que los negocios combinados generarán una ganancia aproximada de 52.000 millones de dólares para 2023 y una EBITDA de 14.000 millones. “La transacción combinará la biblioteca de contenidos de WarnerMedia con la huella global de Discovery, que tiene contenidos en varias lenguas y experiencia en más de 200 países”, señalan las compañías en un comunicado conjunto.

David Zaslav, el consejero delegado de Discovery, quedará al frente de la nueva empresa, que tendrá una junta de 13 directores. El empresario, un abogado con experiencia en firmas de Nueva York, tiene una larga trayectoria en los medios de comunicación. Antes de llegar a Discovery, en 2007, Zaslav había estado en la cadena NBC, donde supervisó el lanzamiento de CNBC y de la creación de MSNBC, la unión de la televisión con Microsoft que se extendió por 16 años hasta 2012.

La compra de Time Warner, por 85.000 millones de dólares (70.000 millones de euros), se originó en 2016 y necesitó dos años para que el Gobierno de Estados Unidos le diera luz verde. La transacción transformó el futuro próximo de las plataformas digitales. Apple y Rupert Murdoch también habían estado interesados en el conglomerado, pero finalmente fue AT&T quien pudo poner el dinero sobre la mesa. La telefónica se hizo así con HBO, Cartoon Network, el estudio Warner Bros., TNT, TBS y la cadena de noticias CNN.

La plataforma que se cocina añadirá la amplia oferta de ficción que AT&T al imperio de televisión y realities que Discovery tiene repartido en más de 20 canales, que captan el 25% de la audiencia de la televisión de paga en Estados Unidos. Hace un año AT&T ya había puesto de manifiesto su interés en invertir en un escaparate para rentabilizar las marcas obtenidas en la compra de Time Warner. En mayo de 2020, en plena pandemia, lanzó su servicio HBO Max. Fue la gran apuesta de la empresa, que comunicó que los grandes estrenos para 2021 llegarían a la plataforma al mismo tiempo que las pantallas. La estrategia funcionó y atrajo nuevos clientes. En el primer trimestre de 2021, el servicio reportó 2.7 millones de nuevas inscripciones, para sumar 64 millones de suscriptores en todo el mundo.

El mercado ha avalado el trabajo de John Stankey, el consejero delegado de la empresa de telecomunicaciones. Las acciones de la empresa han aumentado un 9% en el primer trimestre de 2021. Stankey lleva desde julio de 2020 ordenando las inversiones de la compañía enfocadas al mercado audiovisual. Después de supervisar la compra de Time Warner, se deshizo del 10% de las acciones que la empresa de telecomunicaciones tenía en la plataforma Hulu. También vendió la participación en la empresa checa Central European Media Enterprises y cortó con su operador telefónico en Puerto Rico.

No es secreto el costo que la apuesta por los contenidos ha tenido en una de las grandes empresas de Telecomunicaciones. AT&T se esfuerza en expandir su cobertura en la red 5G en Estados Unidos, lanzada en 2018, un mercado donde se ha rezagado frente a Verizon y a T-Mobile, que tuvo un enorme impulso después de su fusión con la empresa Sprint, convirtiéndolo en el segundo actor más importante y desbancando momentáneamente del puesto a la empresa de Stankey, ubicada en Dallas (Texas). La empresa tiene una deuda de 180.000 millones de dólares, que aún representa un importante lastre tras varios años dedicados a importantes compras.

En semanas recientes también se especuló con el acercamiento de la telefónica con Comcast, la empresa dueña de NBC y Telemundo, para discutir una fusión. Comcast no ha tenido el éxito esperado con su plataforma Peacock, que solo ha logrado atraer a 11 millones de espectadores. En cambio, la unión entre los contenidos de Time Warner y Discovery Inc. podrían ser suficientes para competir en un mercado dominado por Netflix y Disney. En 2019, esta empresa de entretenimiento compró a Murdoch 21st Century Fox por más de 70.000 millones de dólares. En noviembre de ese año nació Disney + que ya supera los 100 millones de suscriptores. El reinado en solitario de estas plataformas podría verse amenazado si la negociación culmina esta semana.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50