Turquía

Erdogan destituye al gobernador del banco central turco tras una subida de los tipos de interés

Sahap Kavcioglu, exdiputado y columnista de un diario islamista con poca experiencia técnica, reemplaza a Naci Agbal en plena crisis. Será el cuarto jefe del instituto emisor en menos de dos años

El hasta hoy gobernador del banco central turco, Naci Agbal, el pasado 4 de febrero.
El hasta hoy gobernador del banco central turco, Naci Agbal, el pasado 4 de febrero.UMIT BEKTAS / Reuters

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha destituido al gobernador del banco central, Naci Agbal, en un decreto aprobado de madrugada que ha sorprendido a inversores y analistas. En su lugar ha nombrado al economista Sahap Kavcioglu, exdiputado del partido gobernante y columnista del diario islamista Yeni Safak, con poca experiencia técnica. Será el cuarto gobernador del instituto emisor en menos de dos años y heredará el timón de la política monetaria de un país que, pese a haber crecido en 2020, se halla inmerso en una importante crisis producto de la situación global y de sus desequilibrios internos.

Más información

Agbal estaba al frente del banco central turco desde noviembre, cuando su antecesor fue abruptamente sustituido tras un año en que la lira había perdido más del 30% de su valor pese a gastar buena parte de sus reservas de divisas tratando de mantenerla a flote. En cuatro meses y medio en el cargo, Agbal logró dar confianza a los inversores y a los mercados con un regreso a las políticas ortodoxas y una progresiva subida de los intereses de casi nueve puntos porcentuales (actualmente el tipo de referencia está en el 19%) para tratar de contener el alza de precios, que se acerca al 16% interanual según las estadísticas oficiales pero es del doble según otros cómputos. La divisa turca recuperó así parte del valor perdido.

Sin embargo, la subida de dos puntos decretada esta semana, pese a ser acogida con aplausos por los mercados, fue muy criticada en la prensa islamista. El diario Yeni Safak acusó a Agbal de formar parte de una conspiración —el propio Erdogan ha acusado de las crisis vividas por el país a un supuesto “lobby del interés”— y Kavcioglu, en su columna en el mismo diario, dijo que insistir en mantener altos los intereses cuando en el resto del mundo se acercan a cero “no resuelve los problemas económicos”. “Al contrario”, remachaba en el texto, “los incrementará”.

Kavcioglu defiende las teorías heterodoxas de Erdogan, según las cuales los intereses altos aumentan la inflación. La mayoría de economistas defiende exactamente lo contrario: fomentan el ahorro y contienen el gasto, reduciendo el alza de precios. El presidente turco ha dicho en varias ocasiones que los intereses son “la madre de todos los males” y en sus ideas hay un punto ideológico —el Islam prohíbe el préstamo con altos intereses— y otro más prosaico: en las últimas décadas ha tejido una relación clientelar con nuevos empresarios de la construcción para los que el alza de intereses supone un grave obstáculo a sus negocios.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50