Crisis del coronavirus

Los turistas alemanes agotan en horas las plazas de los vuelos disponibles para Mallorca

El Gobierno alemán pide evitar los viajes por ocio fuera del país tras el fuerte aumento de las reservas con destino Mallorca

Un turista en el aeropuerto de Palma, en Mallorca, el pasado viernes.
Un turista en el aeropuerto de Palma, en Mallorca, el pasado viernes.CATI CLADERA / EFE

Los residentes alemanes se preparan para volver a España. Apenas unas horas después de que el pasado domingo Alemania sacase a las Islas Baleares de la lista de zonas de riesgo por coronavirus y el país eximiera a sus residentes de someterse a una cuarentena tras regresar del archipiélago, las plazas a la venta para viajar a Mallorca se han agotado. El Gobierno de Alemania, ante este ascenso de las reservas, ha pedido evitar los viajes turísticos por el momento, ya que la situación sanitaria todavía no es la deseada. “Se debe prescindir de cualquier viaje que no sea realmente necesario”, ha dicho el portavoz del Ejecutivo germano, Steffen Seibert.

Más información

Mientras tanto, los vuelos de Eurowings, la filial de bajo coste de Lufthansa, se han completado “en nada de tiempo”, según informó este lunes la aerolínea. La elevada demanda ha llevado a la compañía a incrementar en 300 vuelos adicionales la oferta existente de cara a las próximas vacaciones de Semana Santa. Las reservas también han repuntado en easyJet, especialmente la conexión entre Berlín y Palma, que creció un 466% según informa la aerolínea. Por todo ello, Maria Adebahr, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores alemán, ha aclarado que “la ausencia de una advertencia de viaje no representa una invitación a viajar”.

Las reservas para viajar a Mallorca se han disparado en todo el país, especialmente desde los aeropuertos de Colonia, Hamburgo, Bonn y Stuttgart. Esto se debe a la flexibilización de las medidas para los viajeros, que tendrán que presentar una PCR negativa a su llegada a Baleares, pero no tendrán que guardar cuarentena a su vuelta a Alemania. Un efecto dominó que ha llevado al turoperador TUI a adelantar una semana los vuelos con destino Mallorca, que llegarán a Baleares el próximo domingo y no el 27 previsto inicialmente con conexiones desde Düsseldorf, Frankfurt y Hannover. “Las reservas del último fin de semana han sido el doble que durante el mismo periodo de 2019, antes de la pandemia. Por ello, vamos a aumentar nuestra capacidad de vuelos y hoteles mañana”, explican portavoces de TUI.

En España, las regiones costeras de la Comunidad Valenciana y Murcia, con destinos vacacionales populares como Benidorm, Calpe, Jávea y Denia, también quedaron desde el domingo “libres de riesgo”, así como el interior de Extremadura, La Rioja y Castilla-La Mancha. El anuncio del Gobierno alemán ha dado algo de aire al sector hotelero de Mallorca, que prevé tener operativas alrededor de 4.000 plazas hoteleras en la zona de Playa de Palma, una de las áreas de turismo alemán por excelencia. El sello Palma Beach, que aglutina a establecimientos de la zona, anunció la semana pasada que cadenas como Riu, Iberostar, Meliá, Barceló, Hipotels, TBH, Mac, Alsun y Pabisa quieren adelantar la apertura de parte de su planta, aunque en cualquier caso será una reapertura “lenta y progresiva”.

A este furor de los residentes en Alemania, deseosos de volver a disfrutar del sol y la playa en España, hay que sumar la previsión de la llegada de los turistas británicos para mayo, algo que podría salvar la temporada de verano según Cesae Business & Tourism School. El anuncio del primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, de que a partir del 17 de mayo se volverán a autorizar los viajes turísticos “tiene un impacto enorme para el sector turístico internacional y, en particular, para España”, según el director ejecutivo y socio fundador de Cesae, Alberto Peris. Un balón de oxígeno para una industria en horas bajas por la crisis del coronavirus.

Evolución de la pandemia

El optimismo en el sector es evidente. Por fin comienzan a ver la luz al final del túnel, aunque se mantiene la cautela porque la pandemia es imprevisible y cualquier repunte de los contagios daría al traste con estos planes de mejora. De hecho, la situación en Baleares dista mucho de los datos sanitarios de Alemania, donde la incidencia acumulada a siete días el pasado viernes se situó en 72,4 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 19,6 de las islas.

“No nos interesa una Semana Santa que tenga una gran movilidad, por eso se ha trabajado con todos los sectores para velar por el cumplimiento de las normas”, explicó este lunes el consejero de Turismo, Trabajo y Modelo Económico de Baleares, Iago Negueruela, que admitió que el objetivo es “proteger la temporada de verano”. Sin embargo, en la práctica, podrán llegar a las islas ciudadanos procedentes de regiones de Alemania con una incidencia de la enfermedad mucho mayor incluso que la de comunidades españolas desde las que no se permite ir al archipiélago.

“Todos los operadores conocen cuál es el marco legal en Baleares y lo comparten. Comienzan los viajes con determinados vuelos, pero nuestro principal objetivo es proteger las islas. El hecho de que nos hayan quitado restricciones es ponernos en una situación de ventaja con respecto a otros competidores, eso es importantísimo de cara a la temporada de verano, que es lo más importante para nosotros”, añadió Negueruela, que insiste en que la normativa a cumplir es la misma para todos. “Sería injustificable que unas personas tuvieran más derechos que otras de aquí. No hay ningún tipo de diferenciación al respecto”, zanjó.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50