ACS

ACS estudia aliarse con Vinci en renovables y pujar por Autostrade

El grupo que preside Florentino Pérez recorta su beneficio un 40% por el frenazo de Abertis

El presidente de ACS, Florentino Pérez.
El presidente de ACS, Florentino Pérez.Efe

El presidente de ACS, Florentino Pérez, confía en sellar la venta de Cobra -el negocio industrial de la constructora- a Vinci antes de que termine el próximo mes de marzo, y cobrar los 5.200 millones de euros de la operación en efectivo, con el objetivo de crear una empresa conjunta con el grupo industrial francés, para invertir conjuntamente en renovables.

“Las conversaciones avanzan adecuadamente. En el contexto de estas negociaciones se incluye que el pago sea íntegramente en metálico, así como la posibilidad de invertir junto con Vinci en proyectos de energías renovables””, ha asegurado este viernes el empresario en la presentación de resultados del grupo correspondiente a 2020.

Vinci lanzó una oferta no vinculante el pasado verano para hacerse con el negocio industrial de ACS, con la filial Cobra como principal activo. La operación original arrojaba un valor de 5.200 millones de euros, de manera que la compañía que española recibiría al menos 2.800 millones de euros en efectivo y el resto en acciones de Vinco, lo que le daría una participación del 5%. Pero debido a la demora en la due dilligence, el pago se habría renegociado y sería íntegramente en metálico.

Sobre el uso que ACS hará de los fondos recibidos por esta operación, Florentino Pérez ha destacado que la inversión en autopistas y en renovables están en sus prioridades y ha descartado, tanto la entrada de ACS en aeropuertos, como elevar su presencia en el capital de Hochtief y Cimic.

No obstante, Pérez ha mostrado su disposición a estudiar una posible compra de Autostrade per l’Italia (Aspi), filial de Atlantia, socio de ACS en Abertis. “Lo valoraremos con cariño dada nuestra buena relación con nuestros socios italianos, pero podría ser Aspi u otra cualquiera”, ha asegurado el empresario a preguntas de los periodistas.

Resultados

ACS ganó 574 millones de euros en 2020, lo que supone un recorte del 40,3% respecto a los casi 1.000 millones de euros que ganó en el 2019, afectada principalmente por el impacto del coronavirus en todas sus unidades de negocio, y en particular, en Abertis, participada al 50%, que causó un agujero de 35 millones de euros en las cuentas de ACS, según recogen los resultados.

La concesionaria de autopistas española sufrió directamente las consecuencias de las limitaciones a la movilidad, que redujeron el tráfico medio en sus carreteras en un 21%, mermando así su contribución a ACS, que en 2019 alcanzó los 245 millones de euros.

No obstante, excluyendo el impacto de Abertis, el grupo que preside Florentino Pérez todavía registraría un beneficio neto un 15% inferior al del ejercicio precedente. Esto se debe a la partida negativa de 28 millones relacionada con la venta de Thiess, una minera australiana participada de forma indirecta en casi un 40%.

Asimismo, su negocio de servicios se anotó otro impacto procedente del coronavirus, a raíz del cese de la actividad vivido en el primer confinamiento. Ni siquiera su negocio de construcción y servicios industriales evitó sufrir el lastre de la pandemia, ya que redujo en torno al 10% sus resultados operativos. En conjunto, las ventas del grupo fueron de 34.937 millones de euros, un 10,5% inferiores a las del año anterior, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) fue de 2.397 millones de euros, un 14,2% menor.

La deuda neta ascendió a 31 de diciembre a 1.820 millones, más de 1.700 millones respecto a un año atrás debido a las inversiones en proyectos de renovables e inversiones en Hochtief y Cimic (443 millones), y el aumento de la autocartera (355 millones).

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50