Acciona aprueba la salida a Bolsa de su filial de renovables este año

El grupo ganó el año pasado 380 millones, con un aumento del 8,1% sobre el año anterior

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales.
El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales.EUROPA PRESS (Europa Press)

El consejo de administración de Acciona aprobó este jueves la salida a Bolsa de su filial de energías renovables este mismo año, siempre que las condiciones de mercado lo permitan. El perímetro de la nueva compañía incluiría todo el negocio de Energía, excluyendo la participación que tiene en el fabricante de aerogeneradores, Nordex. El tamaño y estructura de la colocación está aún por definir, pero el free float (capital flotante) sería de, al menos, el 25% del capital de la nueva compañía cotizada. En principio, saldría a cotizar en las bolsas de valores españolas, si bien el mercado definitivo aún no ha sido decidido. Acciona mantendrá una participación mayoritaria en la empresa cotizada. El adelanto de la posible salida a la CNMV supuso que el valor de Acciona se ha disparado este jueves en Bolsa y ha cerrado con un aumento del 11,43% has 138,40 euros.

La decisión responde al cambio de estructura corporativa que ha aprobado para “dar mayor visibilidad a sus líneas de negocio estratégicas, reducir sus costes de capital y reforzar su balance”. Según la sociedad, los procesos de transición ecológica están generando una demanda récord de infraestructuras sostenibles y, particularmente, de energías limpias y distintos países están poniendo en marcha fondos de recuperación verde con el mismo foco. A eso añade que “hay un creciente interés de la comunidad inversora internacional por empresas que cumplan con los más estrictos criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG)”, lo que supone “una gran oportunidad de crecimiento”.

En este contexto, la salida a cotizar permite atender la demanda del mercado y promover su crecimiento, según la empresa, que espera duplicar en 2025 la actual capacidad energética instalada y liberar recursos para el desarrollo del resto de negocios estratégicos como agua, inmobiliaria o movilidad.

El grupo presidido por José Manuel Entrecanales cuenta con 5.677 MW instalados en España, en su mayoría eólicos (4.738 MW), y 4.829 MW también con más peso de la eólica en 16 países, entre ellos Estados Unidos y México. Precisamente en EE UU alcanzó un acuerdo con Plug Power para convertirse en una plataforma de suministro de hidrógeno verde en España y Portugal y efectuar una inversión inicial de más de 2.000 millones de euros.

Menos ingresos

Por otro lado, el grupo cerró 2020 con un beneficio neto de 380 millones, lo que supone un aumento del 8,1%, manteniendo el crecimiento en todas las actividades. Los ingresos ascendieron a 6.472 millones, lo que supone un 10% menos por el impacto negativo de 796 millones por la Covid-19. El Ebitda fue de 1.124 millones (-21,8%), con 221 millones de impacto por la pandemia. Si bien las cuentas del segundo trimestre estuvieron afectadas por la crisis, la compañía experimentó una recuperación gradual y progresiva.

El Covid-19 impactó particularmente en el área de Infraestructuras, debido, entre otros factores, a la paralización temporal de obras y al incremento de los costes. Sin embargo, la empresa apunta que fue capaz de desarrollar una sólida estrategia de crecimiento a medio y largo plazo al cerrar el año con un total de 9.141 millones en nuevas adjudicaciones –cifra que casi duplica el promedio de años anteriores– lo que coloca la cartera de contratos en 15.364 millones, récord histórico.

El negocio de Energía, precisamente, también se vio afectado, aunque en menor medida, por la caída de la demanda, que se tradujo en la disminución de los precios mayoristas. También en este área se aplicó una estrategia de crecimiento con 494 MW en construcción de nuevos parques renovables y otros 1.709 MW programados para empezar a construirse este año.

Durante el ejercicio, Acciona puso en marcha medidas para preservar su liquidez y, al mismo tiempo, contar con la necesaria flexibilidad: control sobre los flujos de inversión, rotación de activos, reducción del 50% en el dividendo, eficiencia en costes y reducción de gastos financieros (-4,7%). Esto se tradujo en una reducción del endeudamiento financiero neto de 584 millones (-11%), para alcanzar los 4.733 millones a 31 de diciembre de 2020 y una ratio de 4,21 veces deuda neta/EBITDA.

Acciona acometió una inversión neta de 829 millones (-19,9%), de los que Energía invirtió 595 millones en nueva capacidad, principalmente eólica, destacando los proyectos de Santa Cruz y San Carlos (México) y La Chalupa (Estados Unidos). En total, se instalaron en el periodo 580 MW. Además, Infraestructuras invirtió 205 millones. En cuanto a las desinversiones, destacó el acuerdo alcanzado durante el cuarto trimestre para la venta de una cartera de ocho activos concesionales en España en una transacción valorada en 484 millones, de los cuales 357 millones representaban el valor de las participaciones y 127 millones la deuda asociada. Asimismo, acometió la venta de sus activos en residencias estudiantiles por 31 millones.






Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS