La pandemia provocó una caída del 13,2% de horas trabajadas en España

La OIT espera que la contracción se mantenga este año pese a que prevé una recuperación “sólida” en la segunda mitad del año

Sillas y mesas apiladas de un restaurante sin actividad en Bilbao.
Sillas y mesas apiladas de un restaurante sin actividad en Bilbao.Luis Tejido (EFE)

La crisis económica que ha provocado el coronavirus y las medidas que se han aplicado para contenerlo han provocado un importante golpe en los mercados laborales de todo el mundo. La caída de horas trabajadas es una buena muestra de ello. En 2020 han caído un 8,8% en todo el mundo respecto del último trimestre del año anterior, según los cálculos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esta rebaja equivale a unos 255 millones de empleos en jornadas de 48 horas semanales. Cuando la organización que dirige Guy Ryder compara lo sucedido durante esta crisis con la inmediatamente anterior, la financiera de 2009, se concluye que el impacto actual ha sido mucho mayor: “La pérdida de horas de trabajo en 2020 fue aproximadamente cuatro veces mayor”.

Aunque ese dato general encubre una importante desigualdad por países. Entre los países desarrollados, la Europa meridional es la que sale peor parada, con Italia sufriendo una caída del 13,5%; Portugal, del 13,4%; y España, el 13,2%, el equivalente a unos dos millones de empleos. En cambio, en Países Bajos o Alemania, las reducciones son significativamente menores, un 4,2% y un 6,3%. Fuera de la Unión Europea se ven caídas más grandes en Brasil, Turquía o India.

“Esto ha sido un golpe tremendo al mundo del trabajo”, explica el director general de la OIT, el británico Guy Ryder, en conversación telefónica con EL PAÍS, “el impacto ha sido enorme y todavía no hemos salido de eso. Hemos empezado el año pensando que lo peor está detrás, pero aún estamos en una situación sumamente difícil”.

Esta reflexión se asienta en el pronóstico que hace la organización que dirige, que prevé para el año que viene el nivel de empleo siga por debajo del que había a finales de 2019. Según los pronósticos presentados este lunes en la nueva edición de El observatorio La COVID‑19 y el mundo del trabajo, este año las horas trabajadas bajarán un 3% o unos 90 millones de puestos de trabajo equivalentes.

“Estas pérdidas generalizadas provocaron una disminución del 8,3% de los ingresos provenientes del trabajo a escala mundial (antes de que aplicaran medidas de apoyo para garantizar los ingresos), equivalente a 3,7 billones de dólares de EE.UU, o al 4,4% del producto interno bruto (PIB) mundial”, explica la OIT en su informe.

Cuando se observa la caída de horas trabajadas por sectores en todo el mundo, también se entiendo el por qué del mayor impacto en países como los del sur de Europa. En la hostelería y la restauración, la tasa de ocupación ha llegado a caer el 20%, seguido de otros sectores como el comercio minorista o la industria. Por el contrario, en actividades como la información y la comunicación o las finanzas y seguros esta tasa habría subido.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

“Considerando la especial vulnerabilidad del empleo en los modelos productivos de España y demás países meridionales europeos, la recuperación debería servir para cambiar la estructura productiva para hacerla más sostenible y las reglas de contratación para facilitar la estabilidad de los empleos, acercando ambos a la media europea”, ha apuntado el director de la oficina de la OIT para España, Joaquín Nieto.


Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS