la crisis del coronavirus

Las rebajas comienzan cuesta arriba por las restricciones y el temporal de nieve

Cataluña mantendrá cerrados desde este jueves y durante 10 días los centros comerciales para controlar los contagios

Un comercio en el centro de Sevilla en el primer día de rebajas junto a otro cerrado y en alquiler por la crisis económica provocada por la pandemia de la covid-19.
Un comercio en el centro de Sevilla en el primer día de rebajas junto a otro cerrado y en alquiler por la crisis económica provocada por la pandemia de la covid-19.PACO PUENTES / EL PAÍS

El temporal de nieve ha sido la puntilla final para un primer día de rebajas marcado por el endurecimiento de las restricciones por la tercera ola. La fotografía habitual del siete de enero, con las principales avenidas comerciales de España abarrotadas de gente en busca de ofertas o de camino a descambiar los regalos de Reyes, ha dado paso a tiendas con escasos clientes, vacías o incluso cerradas en el caso de Cataluña. “No creo que vayamos a tener unas buenas rebajas este año”, asegura Javier Vello, socio de la consultora EY especializado en consumo. “Las compras en rebajas están muy ligadas a la situación económica”, explica, “y creo que la confianza de los consumidores volverá a caer en enero por los repuntes de contagios y porque la sensación de que va a ir peor la economía está muy extendida en la población”.

En la calle Preciados de Madrid, un escenario clásico del día de rebajas, la jornada ha comenzado insulsa. “La apertura ha sido optimista porque había gente, pero el paisaje ha sido diferente al de otros años”, relata Joaquín Benítez, director de la tienda de El Corte Inglés de Preciados. En este centro comercial, todas las Navidades se amontonan decenas de personas a sus puertas para entrar en tromba a la caza de ofertas, pero este año ha sido mucho más comedido. “Los clientes han evitado las aglomeraciones y creemos que la afluencia se repartirá a lo largo del día”, opinaba el encargado a primera hora del día, antes de que la nieve comenzase a teñir la capital de blanco.

El resto de tiendas que rodean la Puerta del Sol también lucían desde este jueves el característico cartel rojo de las rebajas de enero, con descuentos del 50%, aunque muchos de los locales estaban vacíos o apenas recibían clientes. Las tiendas más demandadas esta mañana en el centro de Madrid eran las de ropa, las mismas que durante 2020 sufrieron fuertes pérdidas por la reducción de las relaciones sociales fruto de la pandemia.

Más dura incluso será la campaña de rebajas en Cataluña, donde los centros comerciales permanecen cerrados, así como las tiendas con una superficie de más de 400 metros cuadrados. “Ha sido un día perdido completamente”, mantiene Víctor García, representante en Cataluña de la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC). Salvo las tiendas de los parques comerciales que permiten comprar por Internet y recoger el producto en la tienda, el resto permanecen con la persiana bajada, alrededor del 80%, según la patronal.

Los cierres decretados por la Generalitat han comenzado este jueves, coincidiendo con el inicio de las rebajas, y se alargarán durante 10 días, aunque desde la AECC creen que se extenderán en el calendario, lo que pondría en peligro la venta de la ropa de invierno. “Si pudiésemos abrir en 10 días compensaríamos el retraso alargando las rebajas, pero si se alargan las restricciones hasta febrero y el frío se suaviza... los abrigos te los comes”, resume García.

Frente a la caída del consumo presencial, la única salida que queda es el comercio en Internet. “Lógicamente, las restricciones fortalecerán el canal online, pero no creo que vaya a tener un repunte espectacular frente a otros años por el factor crisis”, explica Vello, de EY. Según este experto, entre los productos más demandados estarán los tecnológicos y de belleza. “En general, compraremos aquellos regalos que estábamos esperando en Navidad y que no nos han llegado”, asegura.

El freno comercial también se verá reflejado en el empleo que se generaba tradicionalmente en estas fechas. Según Adecco, en la campaña de rebajas de enero se cerrarán este año más de 167.000 contratos, entre un 5% y un 10% menos que el pasado año. La caída será más acuciada en el sector hostelero y, especialmente, en el turístico por el desplome de los viajeros y las restricciones horarias. En el lado contrario, mantiene Adecco, las empresas de logística y repartos serán las que continuarán generando empleo por el auge del consumo por Internet.

Lo más visto en...

Top 50