_
_
_
_
_

Hacia unos presupuestos públicos alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Comienzan a elaborarse en España presupuestos desde un enfoque ODS, herramienta que será vital en próximos ejercicios para dar legitimidad al gasto público.

La importancia del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) contenidos en la Agenda 2030 ha llevado a España a centralizar este reto en una de las cuatro Vicepresidencias del Gobierno, tras haber creado un Grupo de Alto Nivel en 2017 para su gobernanza.

En un país tan descentralizado como el nuestro, donde comunidades autónomas y entes locales agrupan un gran número de competencias directamente relacionadas con el cumplimiento de los ODS, hace especialmente relevante la necesidad de coordinación entre las distintas administraciones, tanto a nivel de la formulación de las Agendas 2030, como en la medición de esfuerzos y objetivos. Sin embargo, centrándonos en las acciones que se están llevando a cabo desde el sector público (gastos corrientes e inversiones), los recursos que se dedican al cumplimiento de los ODS en España aún no cuentan con un sistema de clasificación y seguimiento que nos permita medirlos correctamente.

El esfuerzo presupuestario que en materia de gasto están realizando las administraciones públicas españolas para el cumplimiento de sus respectivas Agendas 2030 será creciente, por lo que urge el estudio y establecimiento de una metodología común y transparente, que permita comparar entre distintos territorios, a la vez que haga más comprensible al ciudadano el destino de sus impuestos. En el medio plazo, serán comunes preguntas por parte de la ciudadanía sobre cuánto destina su gobierno a acciones climáticas (ODS 13) o a igualdad de género (ODS 5). En este contexto, contar con unos presupuestos clasificados según la alineación del gasto a los ODS permitirá:

Conscientes de ello, algunos ayuntamientos y comunidades autónomas han comenzado a publicar informes en los que se explicita qué parte del presupuesto del ejercicio se destina al cumplimiento de los ODS. Por citar algún ejemplo, La Rioja cuenta con una clasificación de su presupuesto en función de la alineación del gasto con los ODS, a disposición pública, a través de su portal por segundo año consecutivo en 2020, mientras que la Generalitat de Cataluña lo ha incorporado en el Presupuesto para 2020.

El propio Gobierno de España, consciente de la importancia de esta iniciativa, ha incluido en la Orden en la que se dictan las normas para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para 2020 esta nueva visión transversal y estratégica a la hora de determinar el destino de sus gastos.

Ante este cambio de paradigma, contar con un presupuesto en el que se identifique qué parte del gasto se alinea con el cumplimiento de los ODS será algo necesario en el medio plazo en España para todas las administraciones y formará parte de la estrategia de actuación de cualquier gobierno. El ejercicio 2020 será en el que se generalice esta iniciativa, sobre todo, de cara a la elaboración de los presupuestos para 2021, donde la mayor parte de las administraciones españolas comenzarán a transitar hacia presupuestos orientados a ODS. Este hecho, sin duda, constituirá un gran avance en esta carrera de fondo que es alcanzar una economía y un desarrollo más sostenible en el largo plazo para el conjunto de la sociedad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_