Dia nombra a un exvicepresidente de Lidl para liderar el cambio en España

La cadena de supermercados elige a Ricardo Álvarez como nuevo director general para el país

Ricardo Álvarez, nuevo director general de Dia.
Ricardo Álvarez, nuevo director general de Dia.

La cadena de supermercados Dia ha nombrado a Ricardo Álvarez como nuevo director general para España. Álvarez, ingeniero con experiencia en administración empresarial en el sector de la distribución en compañías como Lidl o Tesco, asume el encargo de dirigir el principal mercado de la compañía, propiedad del fondo Letterone del magnate ruso Mijaíl Fridman, en un momento difícil, en pleno proceso de transformación para salir de una crisis de resultados e imagen que el año pasado la puso cerca de la liquidación.

Según informa Dia, Álvarez posee más de 20 años de experiencia en el sector de la distribución en España y en EE UU y se incorpora "con el objetivo de impulsar el proceso de cambio que atraviesa la compañía y el crecimiento del negocio en España". Dia sostiene que quiere equipos locales para cada una de las unidades de negocio "experimentados y liderados por personas con un gran conocimiento del mercado".

Más información
Del despido de Currás a la imputación: hitos de la crisis que casi acabó con Dia
El consejo de Dia incorpora un perfil tecnológico con el fichaje de la responsable de entradas.com
Anticorrupción pide imputar al ex consejero delegado de Dia Ricardo Currás

Álvarez ha trabajado la mayor parte de su carrera en Lidl, donde ha sido vicepresidente ejecutivo y director de operaciones en España y en Estados Unidos, donde "ha liderado importantes proyectos de cambio cultural y de crecimiento del negocio centrado en el cliente", afirma la nota enviada por Dia. Precisamente, que dirija "el cambio que necesita la compañía en España" es lo que subraya el consejero delegado de la cadena, Karl-Heinz Holland, en unas palabras de bienvenida. Holland subraya el "perfil dinámico, ágil, orientado a la consecución de objetivos ambiciosos y resultados excelentes, con una pasión clara por el cliente".

El reto del nuevo director general es mayúsculo, pues accede al puesto en uno de los momentos más bajos de la historia de la cadena, fundada en 1979. Tiene que tomar las riendas del principal mercado de la empresa, España, que concentra el 61,5% de las ventas y el 64,5% de las tiendas. En los nueve primeros meses de 2019, las ventas en España ascendieron a 3.128 millones de euros, un 7,8% menos que en los nueve primeros meses del año anterior. En ese periodo, las pérdidas globales ascendieron a 504 millones de euros y se cerraron en España 366 tiendas.

Álvarez hereda un plan de rescate diseñado por la cúpula llegada desde Letterone, encabezada por Karl-Heinz Holland (también ex de Lidl) que pasa por una mayor apuesta por los frescos y la marca blanca, por remodelar las tiendas, priorizando el formato de proximidad, y por reducir el surtido, posicionando la cadena de nuevo como líder de precios.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS