Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aniquilador del papel

Docuten ayuda a grandes empresas a terminar con la documentación en soporte físico y factura un millón

Brais Méndez, uno de los dos fundadores de Docuten.
Brais Méndez, uno de los dos fundadores de Docuten.

Se dedican a digitalizar procesos administrativos a través de la firma y facturación electrónica y la automatización de cobros. Docuten es el proyecto que pusieron en marcha Brais Méndez (consejero delegado) y Ángel Aparicio (director de Producto) hace 10 años y que cerró 2018 rozando el millón de euros de facturación, algo que esperan superar en 2019. Con sede en A Coruña y Madrid, han pasado de hacer proyectos a hacer productos, creando un programa con el que han rebautizado la compañía. “La forma de trabajar SaaS [software como servicio] te permite crecer y escalar más rápido. Pagas por el uso que le das a Docuten y los documentos que tratas”, explican. El año pasado, para implementar la parte de pago, compraron la fintech Besepa, en Madrid, que, según Méndez, “cubre todas las necesidades de digitalización en todo el ciclo de negocio de una organización”.

Acaban de recibir un millón y medio de financiación de GoHub Ventures, y de los fondos Neocapital y Ultramar, así como de varias entidades financieras, pero hasta el momento habían crecido con recursos propios dando modestos beneficios. “No es habitual que las empresas den resultado positivo desde el principio, que trabajen con grandes compañías y no necesiten inversión externa. Pero para nosotros este es el crecimiento deseable, el armónico. Hemos creado un producto redondo, que es líder en el sector, y creemos que es el momento de expandirnos”, detallan.

Su plan para 2020 es dar el salto a Europa. Han aprovechado haber sido destacados por el programa del Gobierno británico Global Entrepreneur Programme (GEP) para desembarcar en el Reino Unido y abrir una oficina allí. “Somos la única empresa española seleccionada este año y lo vamos a aprovechar. Para nosotros, el crecimiento en el Reino Unido es importante”.

Sus clientes son grupos con proyección, como Desigual, Planeta, Cabify o Estrella Galicia. “Nuestra propuesta de valor es digitalizarlo todo: contratos laborales, mercantiles, facturas y pagos. Con algunas empresas empezamos por una parte y ampliamos la digitalización al resto de documentos”. Cuando mayor es el volumen de documentos a gestionar, mayor el ahorro.

Pero esta ventaja también tiene un lado negativo. “A las empresas grandes les suele costar implementar estos cambios porque los departamentos no siempre están alineados y listos para ser automatizados, aunque sea más rentable un solo proveedor que cuatro”. Y ese dice ser el valor diferencial de esta empresa, que nació como una compañía especialista en factura y firma, el área que mejor funciona de todas. Preguntado sobre el estado de digitalización de las empresas en España, Méndez diagnostica que “en cinco años la fotografía será distinta, pero de momento queda mucho por hacer”.

Ahora mismo trabajan en Docuten 25 empleados y, con la ampliación de capital, aspiran a aumentar la plantilla en un 60%. La mitad de sus esfuerzos los dedican a la parte administrativa, recursos humanos y marketing, y la otra está especializada en producto, con un fuerte equipo de blockchain y otro de abogados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >