Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La brecha salarial con los directivos se acentúa

La retribución de los directivos aumentó un 4,6% el año pasado mientras que la de los empleados lo hizo tan solo un 1,9%

Desigualdad de sueldos
Alumnos del curso de verano de Le Cordon Bleu en Madrid.

Las diferencias entre los salarios de los trabajadores y los de los directivos volvió a aumentar en 2019, como ya pasó el año anterior, según un estudio presentado este jueves por la escuela de negocios Eada. El informe indica que, con el paso de la crisis, la brecha salarial con los ejecutivos se ha incrementado: en 2019 los salarios medios de los directivos crecieron a un ritmo medio del 4,58%, mientras que los de los mandos intermedios mejoraron un 3,45%. El resto de los empleados, en cambio, solo registraron incrementos del 1,89% de media.

El salario medio de los empleados rasos en España, según el estudio, se situó el año pasado en 23.250 euros brutos anuales. Esta cifra supone casi la mitad de lo que cobra un cargo intermedio (con un salario medio de 42.929 euros). Y es mucho menos de un tercio de los 84.773 euros que los directivos cobraron el año pasado. Los datos están extraídos de un informe elaborado por la escuela de negocios Eada junto con ICSA Grupo, y que se basa en los datos de encuestas a más de 80.000 asalariados.

El informe muestra que los salarios en general han mejorado, aunque de forma desigual. En términos generales, desde 2007 la inflación ha incrementado un 17,4%, y el salario medio de todos los empleados ha crecido un 18,69%, es decir, se han ganado 1,29 puntos de poder adquisitivo. El profesor de Eada Jordi Costa matizó que el que los salarios hayan crecido más que la inflación se debe al comportamiento moderado de esta en los últimos años, y no tanto al aumento de los sueldos.

En términos absolutos, la diferente evolución entre los salarios de las distintas categorías se hace patente: con respecto a 2018, los directivos ganaron el año pasado 3.715 euros brutos de media; los mandos intermedios, 1.422, y los demás empleados solo ganaron 431 euros más respecto al año anterior. Según los responsables del estudio, parte de este incremento en las categorías más bajas se debe al aumento del Salario Mínimo Interprofesional, situado en los 900 euros en enero de 2019.

“La brecha salarial en la retribución de dichos colectivos se cronifica”, sentenció Ernest Poveda, presidente de ICSA Grupo, responsable del estudio. El ejecutivo censuró que se mantenga esa disparidad retributiva y llamó a hacer “un ejercicio de imaginación e inteligencia y replantear nuevos modelos retributivos”, como por ejemplo una retribución salarial variable. Por su parte, Costa afirmó que los costes de la Seguridad Social son un freno a la mejora de salarios y a la creación de empleo en las pymes.

Banca e industria

Según el estudio, el sector financiero lidera la cuantía con la que remunera a sus empleados cuando son directivos y mandos intermedios. El de la industria es, por el contrario, el sector que mejores condiciones económicas ofrece a sus empleados, una posición opuesta a sectores terciarios como los del comercio o el turismo.

Por comunidades autónomas, la de Madrid es la que paga mejor a sus directivos, con 89.873 euros brutos de media al año, con Cataluña en el segundo puesto (86.694 euros). Las dos comunidades lideran también las retribuciones a los mandos intermedios. En cambio, Navarra es donde más cobra un empleado raso, con 25.666 euros brutos al año, con la Comunidad de Madrid en segundo lugar. Según el informe, Cataluña ha registrado una variación similar en todas las categorías. Es allí donde se registraron menos diferencias en los incrementos salariales.

La precariedad en turismo y comercio lastra los sueldos

El estudio sobre la evolución de los salarios muestra que los trabajadores más vulnerables corresponden al sector de los servicios. Comercio y turismo son las actividades en las que la remuneración a los empleados es más baja. La media de los salarios de los empleados en el sector turístico en 2019 se situó en los 20.791 euros brutos anuales. Y en el comercio, el salario medio baja hasta los 17.401 euros brutos al año.

Los responsables del estudio explicaron estas cifras por la precariedad y la temporalidad en los contratos en el sector de los servicios, especialmente en el turismo, que sin embargo representa el 15% del PIB en España, según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

El presidente de ICSA Grupo, Ernest Poveda, advirtió de que la precarización en los sueldos de sectores tan dinámicos para España como el turismo y el comercio puede tener “consecuencias muy negativas”, y recordó que estos sectores son los que año tras año registran las peores cifras.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >