El temor a la nueva cepa del coronavirus causa fuertes caídas en las Bolsas

El Ibex 35 se deja un 3%, al hilo del resto de parqués europeos, ante el temor de un repunte de los contagios en la región

Un hombre pasea frente a la fachada de la Bolsa de Nueva York, en noviembre.
Un hombre pasea frente a la fachada de la Bolsa de Nueva York, en noviembre.Mark Lennihan (AP)

Las Bolsas mundiales continúan virando al compás de la pandemia. Si el anuncio de la eficacia de las vacunas llevó al Ibex 35 a crecer como nunca en noviembre, este lunes recibió con fuertes pérdidas —similares a las del resto de mercados europeos— la imposición de restricciones por la nueva cepa de la covid-19 –hasta un 70% más contagiosa– que circula sin control por el Reino Unido. El principal índice español cayó un 3%, su mayor descenso en tres meses.

La incertidumbre es un combustible que tarda poco en incendiar los mercados. Los inversores entendieron la vacuna como el principio del fin del virus, y el dinero volvió a entrar masivamente aupando a las Bolsas. Ahora, un cambio de guion inesperado en forma de una nueva cepa del virus ha sembrado las dudas en el parqué, y alentado la recogida de beneficios tras las provechosas semanas previas.

La imposición inmediata de restricciones a los viajes procedentes del Reino Unido ante la posibilidad de que los pasajeros exporten la nueva cepa sin saberlo, e incluso la opción de que esta ya haya cruzado el Canal de la Mancha para quedarse provocando un repunte de los contagios, ha lastrado los índices. El de Madrid perdió este lunes un 3,08%, su mayor caída en tres meses, ligeramente por encima del parqué de referencia en la eurozona, el Eurostoxx 50. Paradójicamente Londres, azotada en mayor medida por la doble incertidumbre de la falta de acuerdo sobre la futura relación comercial con la UE y la nueva cepa, resistió mejor a la desbandada, y retrocedió menos del 2%.

“Nuestra principal preocupación para los próximos meses en Europa es que la variante de la covid-19 del Reino Unido ya esté fuera de control en el continente, lo que aumentaría la presión sobre los sistemas de salud, obligando a cierres aún más estrictos que tendrían un coste económico”, señaló Gilles Moëc, economista jefe de AXA Investment, en una nota a sus clientes. Sin embargo, Esty Dwek, responsable global de mercados de Natixis, opina que esta variante del virus no debería repercutir a medio y largo plazo “ya que los mercados anticiparon un invierno difícil para Europa”.

Las restricciones aéreas han castigado especialmente a IAG, el único operador aéreo que cotiza en el Ibex 35 y el valor que más retrocedió en la jornada. Las acciones del propietario de Iberia, British Airways y Vueling se desplomaron casi un 9% –acumulan una caída en lo que va de año del 78%–, después de que Países Bajos, Bélgica, Austria, Alemania, Italia, Irlanda, Francia y Suecia decidieran cortar comunicaciones ante la propagación de la nueva variante del coronavirus. A esta lista se sumará desde este martes España, que suspenderá los vuelos procedentes de las islas británicas salvo para españoles o residentes.

Las cotizadas turísticas también han protagonizado la jornada en previsión de un nuevo descenso de visitantes desde el principal emisor de viajeros a España (más de 18 millones en 2019). La empresa de reserva de viajes Amadeus, la hotelera Meliá y la gestora de aeropuertos Aena se dejaron entre un 2% y un 4% de su valor bursátil. También destacaron los retrocesos de la banca, con Sabadell, Bankinter, Bankia, BBVA, CaixaBank y Santander con caídas de entre el 6,5% y el 3,5%.

En el resto del continente ningún índice se salvó. El temor a la nueva cepa también tiñó de rojo las Bolsas de Fráncfort, París, Milán y Ámsterdam. Y el miedo pareció viajar al otro lado del Atlántico en un primer momento, aunque la tormenta apenas se tornó en llovizna en los mercados estadounidenses conforme la jornada avanzaba. El Dow Jones, que agrupa a las 30 compañías más importantes del país, se mantenía plano a media jornada, mientras que el índice tecnológico Nasdaq y el S&P500 registraban pérdidas inferiores al 1% y se recuperaban poco a poco de un inicio mucho más negativo por las malas noticias de Europa.

El petróleo corrige con fuerza

El precio del petróleo se movió este lunes en sintonía con los mercados europeos. Tanto el barril de West Texas Intermediate (WTI), de referencia en Estados Unidos, como el Brent europeo se depreciaban cerca de un 3% a última hora de la tarde, suavizando unas caídas que llegaron a ser superiores al 5% ante la amenaza que representa la nueva cepa del virus detectada en el Reino Unido. Ese descenso penalizó a la petrolera española Repsol, que reculó un 3,7%. Tanto el Brent como el West Texas rebotaron con fuerza con las noticias positivas sobre las vacunas, pero todavía acumulan pérdidas de en tono al 20% en lo que va de año.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS