transporte público

Madrid, San Sebastián y Barcelona, las ciudades más caras para moverse con bonobús

La capital catalana es, por mucho, la urbe con el billete sencillo de autobús más caro, donde alcanza los 2,40 euros, frente a los 1,23 de la media nacional.

Varias personas esperan el autobús en una parada de la EMT en Cibeles, en Madrid, en una foto de archivo.
Varias personas esperan el autobús en una parada de la EMT en Cibeles, en Madrid, en una foto de archivo.EFE

En los últimos diez meses, el número de viajeros de los autobuses públicos en España se ha recortado a la mitad debido a la pandemia, pero los precios de los billetes se han mantenido prácticamente intactos. Madrid repite como la capital de provincia más cara para moverse usando bonobús (que permite trasbordos), y este año entran el podio San Sebastián (hasta ahora no tenía tarjeta de trasbordos) y Barcelona, que adelanta a Girona tras subir el precio del billete.

La capital catalana también se sitúa, por mucho, como la ciudad más cara para moverse en autobús con un billete sencillo, que alcanza los 2,40 euros, frente a los 1,23 de la media nacional.

Según datos de la asociación de consumidores Facua publicados este viernes, el precio de un viaje en Madrid se sitúa en los 1,83 euros si se utiliza el billete de diez viajes de la EMT que permite trasbordos, mientras que la media en España se reduce hasta los 0,78 euros. Los desplazamientos más caros con esta clase de ticket se dan también en San Sebastián (1,28 euros) en Barcelona (1,14 euros, un 11% más que los 1,02 euros que costaba en 2019), Cáceres y Girona y Lleida (alrededor de 1 euro). En el lado contrario se sitúan Palencia (0,50 euros), Logroño (0,53), Ávila (0,55) y Salamanca (0,59).

En la inmensa mayoría de las 51 ciudades consultadas que cuentan con estos billetes, el precio se reduce por debajo del euro, lo que supone un importante ahorro frente al uso de pasajes normales. A escala nacional, el uso de bonobús supone, de media, una reducción del 36% en el precio del viaje.

Sin embargo, en Madrid sale incluso más caro que el trayecto base, que cuesta 1,50 euros. También “resulta llamativo”, según el informe, el caso de Cáceres, que incluye por primera vez el bonobús, pero mantiene el mismo precio que el trayecto normal, con la diferencia de que se incluyen los trasbordos.

Unificación de billetes: autobús y tren

Pese a los elevados precios de San Sebastián y Barcelona, el informe destaca la apuesta de estas ciudades por incluir una reducción del coste del billete a través de nuevos bonos que “fomentan el uso del transporte público y desincentivar, asimismo, el uso del vehículo privado en los desplazamientos dentro de la ciudad y zonas metropolitanas”.

En esta línea, los representantes de los consumidores piden que, a la vez que se incluyen nuevas fórmulas para fomentar el transporte público, se acompañen con una mejora del servicio (“con un aumento de frecuencias de paso”) y con una unificación de los billetes que permita a los usuarios utilizar una única tarjeta en autobuses y otros medios de transporte, como trenes de cercanía, metro o autobuses interurbanos.

Del medio centenar de ciudades analizadas, ocho de ellas no cuentan con bonos que permitan los trasbordos entre diferentes líneas de autobuses, y más de una treintena directamente no tienen ninguna tarjeta monedero que permita ahorrar comprando los billetes de 10 en 10. Facua critica que todas las capitales de provincia deberían incorporar estos incentivos teniendo en cuenta que “la realidad urbanística actual muestra que la población que vive en los alrededores de las capitales se desplaza hacia ellas u otros municipios a diario para trabajar o estudiar”, concluye el estudio.

El billete sencillo se dispara en Barcelona

El coste del billete sencillo de autobús urbano en España apenas se ha encarecido 3 céntimos de media este año, frente a los 1,20 que costaba en 2019. Barcelona mantiene la tarifa más cara del país, en los 2,40 euros, seguida por Palma de Mallorca, que ha disparado un 33% su precio hasta los 2 euros, pese a ser la ciudad con mayor caída de pasajeros por el freno del turismo.

También destacan San Sebastián (1,85 euros), Lleida (1,75) y Valladolid, Valencia, Tarragona y Madrid (todas con una tarifa de 1,50 euros). Entre las más baratas (todas por debajo de 75 céntimos) se encuentran Lugo, Logroño y Palencia.

Lo más visto en...

Top 50