_
_
_
_
_
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Economía circular

En 2009, el turismo absorbió buena parte del empleo que perdió la construcción tras última crisis. Ahora, el reciclaje y la gestión de desechos serán los que absorban parte del empleo destruido en el sector turístico tras la padenmia

Jorge Sánchez, Coordinador de la ONG Help 2 Oceans, en San Andrés (Colombia).
Jorge Sánchez, Coordinador de la ONG Help 2 Oceans, en San Andrés (Colombia).Mauricio Dueñas Castañeda (EFE)
José Carlos Díez

Estas dos palabras serán de las más usadas en economía en la próxima década. La revolución energética ya es un hecho y pronto lo será la movilidad eléctrica. El proceso de urbanización genera un grave problema de residuos y los fondos europeos son una gran oportunidad para convertir el problema en solución a la crisis de empleo que de nuevo tenemos en España, especialmente juvenil y femenino.

Eurostat publica estadísticas de gestión de residuos y permite hacer un análisis comparado. La mitad de los residuos urbanos en España siguen llegando a vertederos sin tratar, el doble porcentaje que el promedio europeo. Es fácil hacer un relato y ponerte el pin de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), pero es mucho más difícil hacer cosas que de verdad contribuyan a cumplir sus objetivos.

El porcentaje de residuos urbanos que se incineran en España están próximos al 10% del total, mientras en Europa están cercanos al 30%. En nuestro país la incineración de residuos ha tenido siempre el rechazo de las asociaciones ecologistas y acaban en los vertederos generando graves problemas ambientales y urbanísticos. Hoy hay tecnologías de incineración con mínimas emisiones contaminantes que además de resolver el problema de residuos, sobre todo orgánicos, permiten generar energía. Este tipo de proyectos serán prioridad en los fondos europeos y España no debería desaprovechar esta oportunidad.

La otra prioridad es el reciclaje de residuos. En Europa se recicla el 30% de los residuos urbanos y en España en torno al 20% y el problema son los residuos orgánicos. España partía muy atrás en concienciación ambiental en los años ochenta cuando se incorporó a la Unión Europea y hemos hecho un enorme esfuerzo en el ámbito del reciclaje. Por ejemplo, somos un referente según la Comisión Europea en reciclaje de vidrio, por encima del 70% de reciclado, pero hay margen para mejorar.

En 2022, si la recuperación del empleo es sólida, el estado tendrá que comenzar a reducir el déficit tan abultado que ha provocado la crisis. Por eso es clave que estos proyectos de fondos europeos cuenten con la colaboración público-privada para que se autofinancien. Por ejemplo, Ecovidrio que se encarga del reciclaje del vidrio, se financia con la aportación de las empresas que utilizan las botellas, y los ayuntamientos consiguen recursos adicionales para financiar sus gastos.

En 2009, el turismo absorbió buena parte del empleo que destruyó la construcción. Ahora, la economía circular será la que absorba parte del empleo destruido por el turismo, que tardará años en recuperar los 2,7 millones de empleos de 2019. La clave está en que los ayuntamientos tengan prioridad en el acceso a fondos europeos. Que diseñen bien sus planes para conseguir los fondos y que colaboren en el diseño de esos planes con las empresas del sector para además de conseguir muchos fondos que los proyectos sean sostenibles financieramente en el tiempo.

Toda inversión pública se acaba transformando en gasto público. Y con la deuda pública y el déficit público en máximos, hay que ser realistas en el diseño de los planes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_