Empresas

Cepsa registró unas pérdidas netas de 810 millones hasta septiembre

La empresa cambio el signo en el tercer trimestre con unas ganancias de 31 millones

Planta de biocombustibles de Cepsa en San Roque
CEPSA
Planta de biocombustibles de Cepsa en San Roque CEPSAEuropa Press

Cepsa cerró los primeros nueve meses del año con unas pérdidas de 810 millones de euros, como consecuencia principalmente de la pandemia y el impacto en el primer semestre del ejercicio. El resultado neto acumulado a septiembre incluye el efecto contable de la valoración de inventarios, con un impacto negativo de 479 millones, y el de activos de Exploración y Producción por otros 322 millones. Mientras, el beneficio neto reportado en el tercer trimestre del grupo fue también positivo, con 31 millones, así como el beneficio neto ajustado, que se situó entre julio y septiembre en los 39 millones de euros.

No obstante, el beneficio neto ajustado de la compañía, que mide específicamente el desempeño de los negocios, a cierre de septiembre registraba ya un saldo positivo de 31 millones. El resultado bruto de explotación ajustado de la compañía participada por Mubadala y The Carlyle Group se situó en los 910 millones, alcanzando los 277 millones en el tercer trimestre, lo que representa un incremento del 54% frente al segundo trimestre de 2020.

El consejero delegado de Cepsa, Philippe Boisseau, ha manifestado que, pese al difícil contexto actual, la energética ha sido capaz “de sortear la crisis y ha demostrado los beneficios que aporta su modelo de negocio integrado y su privilegiada presencia geográfica, con acceso a los tres grandes mercados de Europa, África Occidental y el Mediterráneo, así como nuestra posición de liderazgo a nivel mundial en la industria química”.

Asimismo, anunció que Cepsa está trabajando “en una renovada y ambiciosa estrategia” a largo plazo que abordará los desafíos de la transición energética, para lo que presentará en el primer semestre de 2021 su nuevo plan estratégico, que “supondrá un punto de inflexión para la compañía y sentará las bases para conseguir que Cepsa se sitúe en primera línea de esta transición”.

En abril, Cepsa implementó un plan de contingencia de 500 millones de euros para hacer frente a la caída de los precios del crudo y al impacto global provocado por el coronavirus, que está aún en marcha. Así, hasta el pasado mes de septiembre, la empresa ha conseguido ahorros por 390 millones mediante la reducción de 100 millones en costes y 290 millones en inversiones de capital.

Además, desde el inicio de la pandemia, la empresa ha mejorado su estructura de capital con la ampliación del plazo medio de vencimiento de la deuda y el refuerzo de la posición de liquidez mediante dos emisiones de bonos por valor de 500 millones, así como con la formalización de nuevas líneas de crédito, que ascienden a más de 1.100 millones. Como resultado de ello, el balance general de la empresa continúa siendo sólido, con una liquidez total de 4.600 millones, lo que permite cubrir 4,9 años de vencimientos de deuda y una ratio de deuda neta/Ebitda de los últimos 12 meses de 2,2 veces.


Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50