CRISIS DEL CORONAVIRUS

Airbus aplicará un nuevo ERTE para toda su división comercial en España

El fabricante aeronáutico pacta una segunda suspensión laboral por seis meses para más de 3.200 trabajadores ante la falta de recuperación del sector

Un Airbus A350.
Un Airbus A350.Reuters

Airbus España ha acordado con los sindicatos CC OO y ATP la aplicación de un nuevo expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de seis meses para la práctica totalidad de la división de aviones comerciales. La suspensión temporal de empleo, que comenzará el próximo 23 de noviembre y se prolongará hasta el 31 de mayo de 2021, afectará en total a 3.266 trabajadores de las plantas de Getafe, Puerto Real e Illescas, informaron fuentes de la negociación. El acuerdo no ha sido refrendado por los sindicatos UGT y CGT, ni por el Sindicato Independiente de Profesionales Aeronáuticos (SIPA).

La dirección del fabricante aeronáutico ha justificado la aplicación de este nuevo ERTE por el exceso de capacidad de producción ante la falta de demanda debido al retraso en las perspectivas de recuperación de sector ante las restricciones en los viajes por la segunda oleada de propagación del virus en toda Europa, según una carta remitida a los trabajadores.

Airbus ya aplicó un ERTE a todos sus empleados de la división comercial en España entre el 20 de mayo y el 30 de septiembre. Desde esa fecha, ha estado negociando una nueva medida de las mismas características para adaptarse a la nueva situación, debido a que la cadencia de producción de aviones comerciales continúa cayendo más de un 30%.

Este nuevo ERTE se suma al anuncio a finales de junio del ajuste en las factorías españolas con la desaparición de 900 puestos de trabajo, y a los 722 despidos de la división de Defensa y Espacio anunciados anteriormente de la crisis de la covid-19.

En total, el 92% de la plantilla de Airbus Operaciones tendrá su contrato suspendido durante un tiempo en los seis meses del ERTE, aunque el número de días dependerá de la planta y del programa en el que se trabaje. CC OO, que se felicita por el acuerdo alcanzado, asegura que durante el tiempo que los afectados no acudan a trabajar recibirán el 70% del salario base, y la antigüedad y el ERTE no afectará a sus pagas extras, a las vacaciones, ni a la retribución variable.

El sindicato ha destacado que el pacto alcanzado “prorroga el expediente, garantiza el empleo, soluciona un problema coyuntural y obliga a la empresa a no adoptar medidas unilaterales, traumáticas y no acordadas”.

Una versión completamente distinta a la que da el sindicato SIPA, que asegura que el ERTE distribuye de manera muy desigual la carga de trabajo, reduciendo entre un 20% y un 80% la jornada laboral de los empleados afectados, y no incluye un compromiso de mantenimiento del empleo por lo que podría haber más despidos.

“España sigue siendo el país con mayor impacto en los despidos anunciados (27% frente al 15% de Francia y Alemania), y el único país en el que no ha habido una reducción de ese número, a pesar de los acuerdos alcanzados con el Gobierno y del esfuerzo de los trabajadores a través de los ERTE. Por ejemplo, en Francia, el acuerdo de empleo parcial se firmó porque la empresa se comprometió a salvar 1.500 empleos con ese acuerdo”, denuncia SIPA en una nota de prensa.

Lo más visto en...

Top 50