Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Necesitamos un plan para la jubilación

En 2050 tan sólo habrá dos empleados por cada pensionista en nuestro país, frente a los cinco trabajadores por cada jubilado de la actualidad

Vicente Varó
Pensionistas se movilizan en Santiago de Compostela por unas pensiones dignas.
Pensionistas se movilizan en Santiago de Compostela por unas pensiones dignas.XOÁN REY (EFE)

España tiene una necesidad acuciante de generar ahorro para la jubilación. La debilidad económica, la situación del mercado laboral y el invierno demográfico suponen un reto mayúsculo para la sostenibilidad del sistema.

El panorama actual ya conlleva un déficit para la Seguridad Social y lo más difícil está por llegar. En 2050 tan sólo habrá dos empleados por cada pensionista en nuestro país, frente a los cinco trabajadores por cada jubilado de la actualidad, según los datos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

La presión que soporta el pilar público debería aliviarse con los otros dos sobre los que se asientan los esquemas de retiro en las economías desarrolladas. Pero tanto los planes de empleo como los individuales presentan datos raquíticos. El volumen en fondos de pensiones en España tan sólo supone el 9% del PIB, frente a un peso del 50% en la media de la OCDE.

En los planes de empleo, en los últimos cinco años ha habido unas retiradas netas cercanas a los 3.000 millones de euros. Los individuales, al menos, sí venían sumando más aportaciones que prestaciones, con unas entradas netas próximas a los 5.000 millones de euros en el último lustro, pero esta fuente pronto se secará.

Lo provocará la reducción de las ventajas fiscales que ha anunciado el Gobierno en su proyecto de Presupuestos. La limitación a 2.000 euros de la desgravación sobre lo aportado, frente a los 8.000 en la actualidad, reducirá sensiblemente la inversión cuando entre en vigor.

No sólo el 90% de los que ya tienen un plan lo consideran una mala noticia, según una encuesta de Finect, sino que muchos de los que se estaban planteando dar el paso han abortado la misión. De los encuestados que aún no tienen planes de pensiones y pensaban abrirse uno en el futuro, tan sólo un 15,4% realizará su primera aportación pese a la reforma.

Tampoco parece que ampliar la desgravación en planes de empleo a 10.000 euros (frente a los 8.000 actuales) vaya a mejorar la fotografía. En los dos últimos años, apenas 70.000 partícipes aportaron más de 4.500 euros anuales a estos productos, el 3,5% de los partícipes. Si ya no aprovechaban cuando el límite era de 8.000 euros, ¿por qué lo van a hacer cuando esté en 10.000 euros?

España necesita incentivar más el ahorro para la jubilación de las familias, no menos. Si no es con planes de pensiones, brindemos un nuevo producto de ahorro a las familias. Pero cuyas ventajas sean indudables e incentiven la inversión para el futuro. Y pronto. Ya vamos tarde.

Vicente Varó es director de contenidos de Finect.

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción