Pedro Sánchez: “No podemos volver a la economía como estaba antes de la covid-19”

España, que preside la reunión anual de la OCDE, defiende una retirada “gradual y cuidadosa” de los estímulos "solo cuando la recuperación esté consolidada”

Pedro Sánchez interviene en la inauguración de la reunión de la OCDE. En vídeo, declaraciones de Sánchez.Foto: EFE | Vídeo: EP

Con una segunda ola de la covid-19 ya instalada en buena parte del mundo y con grandes economías como Francia a las puertas de una nueva forma de confinamiento, resulta difícil pensar que la crisis económica y social provocada por el coronavirus, la más grave desde la Segunda Guerra Mundial, pueda ser una oportunidad para conseguir un mundo, y una economía, mejores. Pero ese es el mensaje machacón que la reunión anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), presidida este año por España, quiere lanzar. Build back better, reconstruir mejor, de forma más igualitaria, incluyente y verde, es el mantra, afirman tanto el organismo con sede en París como Madrid, que debe acompañar una era que requiere más multilateralismo que nunca y, también, una solidaridad en la que la salud prime sobre la economía.

“Necesitamos una dirección clara hacia adelante, no podemos volver a la economía como estaba antes de la covid-19” ni esta puede ser “usada como excusa para dejar de lado nuestros objetivos” en materia de lucha contra el cambio climático o inclusión social, subrayó el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, al inaugurar la reunión del Consejo Ministerial de la OCDE de forma telemática. “Los países de la OCDE deben considerar la recuperación como una gran oportunidad para avanzar hacia un patrón de crecimiento que sea más resiliente, más verde, digital y más inclusivo”, subrayó.

El mensaje de Sánchez encontró respaldo en el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, quien recordó que el organismo fue creado para implementar el Plan Marshall y que por lo tanto tiene “en su ADN” los instrumentos adecuados para ayudar en la que ya es la “peor crisis sanitaria, económica y social desde la Segunda Guerra Mundial”.

“Ningún país, ninguna sociedad se ha librado de la crisis y ningún país, ninguna economía, ninguna sociedad puede afrontarla sola”, agregó Gurría, quien coincide con Sánchez en que “reconstruir mejor” significa que “la recuperación tiene que centrarse en la gente, por tanto tiene que ser incluyente, sostenible y resiliente”.

No se trata de discutir solo ideas generales en los dos días de reuniones telemáticas —coronavirus obliga— de la OCDE. Sánchez recordó que en las reuniones previas se han tocado ya cuestiones concretas, como la defensa por parte de España de una retirada solo “gradual y cuidadosa” de las masivas ayudas financieras que han ayudado hasta ahora a parar lo peor del golpe de la crisis.

“La covid-19 ha provocado una respuesta de política masiva con grandes similitudes en instrumentos y objetivos en todos los países”, especialmente con unas medidas de emergencia de apoyo financiero a empresas, trabajadores y población más vulnerable que “deben ser adaptadas progresivamente y eliminadas gradual y oportunamente”, subrayó Sánchez, quien destacó el fondo de recuperación aprobado por la Unión Europea.

“Solo cuando la recuperación esté consolidada y los niveles de producción restablecidos deberíamos centrarnos en lograr el equilibrio fiscal gradual y cuidadosamente”, reclamó y advirtió: “Una consolidación fiscal apresurada podría poner en peligro nuestros esfuerzos”.

El presidente del Gobierno hizo además hincapié en que la recuperación sea “global”, sin dejar atrás a los países más vulnerables y endeudados, y “feminista”, esto es, que la respuesta a la pandemia, cuyo peso han debido cargar en buena parte las mujeres por su mayoritaria presencia en áreas como la salud, educación, alimentación o los cuidados, “proteja los logros sociales, políticos y económicos por los que las mujeres y sus aliados han luchado duro durante décadas”.

Sánchez defendió el modelo por el que ha apostado su Gobierno para aprovechar la recuperación para transformar la economía y hacerla más sostenible, digital, con dimensión social y una menor brecha de género. “No deberíamos solo buscar acelerar la recuperación. Esta crisis es una oportunidad para construir un futuro mejor”, afirmó y adelantó la propuesta de España de que la OCDE apruebe nuevos indicadores de bienestar que vayan más allá del PIB y tengan en cuenta “otras dimensiones relevantes de progreso y bienestar relacionados con la sostenibilidad, inclusión y bienestar”. Porque “una nueva economía más sostenible e inclusiva necesita indicadores más sostenibles e inclusivos”, recalcó.

Lo más visto en...

Top 50