Iberdrola compra la compañía estadounidense PNM Resources por 3.663 millones de euros

El presidente de la eléctrica española advierte de que la firma no invertirá más en México hasta que el Gobierno del país aclare su política energética

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.FERNANDO DOMINGO-ALDAMA / EL PAÍS

El consejo de administración de la filial estadounidense de Iberdrola, Avangrid, ha aprobado la adquisición de la compañía PNM Resources, con actividad en Nuevo México y Texas, por 4.318 millones de dólares estadounidenses en efectivo, unos 3.663 millones de euros. Según informa Iberdrola a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se trata de una transacción amistosa recomendada por el consejo de administración de PNM, que se llevará a cabo a través de una fusión. El valor de empresa implícito sería de aproximadamente 8.300 millones de dólares (7.000 millones de euros) considerando una deuda neta más ajustes de aproximadamente 4.000 millones de dólares (3.300 millones de euros).

El precio de compra representa una prima del 10% sobre el precio por acción de PNM a martes 20 de octubre y del 19,3% sobre el precio medio de la acción de PNM durante los 30 días anteriores a este miércoles. La combinación de Avangrid y PNM, con aproximadamente 4,1 millones de puntos de suministro, una base de activos regulados (RAB) de aproximadamente 14.400 millones de dólares (12.000 millones de euros), más de 168.000 kilómetros de redes de distribución y transporte y aproximadamente 10,9 gigavatios (GW) de capacidad instalada (a 2019), acelerará el crecimiento del grupo Iberdrola en Estados Unidos.

La integración en Avangrid dará origen a una de las mayores compañías del sector estadounidense con 10 eléctricas reguladas en seis Estados (Nueva York, Connecticut, Maine, Massachusetts, Nuevo México y Texas) y al tercer operador de renovables de Estados Unidos con una presencia total en 24 Estados. La compañía combinada contará con activos superiores a los 40.000 millones de dólares (34.000 millones de euros), tendrá aproximadamente, un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 2.500 millones de dólares (2.100 millones de euros) y un beneficio neto de 850 millones de dólares (717 millones de euros).

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, destaca a través de un comunicado: “La operación es consecuencia de la estrategia que hemos seguido durante más de 20 años: operación amistosa, centrada en negocios regulados y en energías renovables, en países con buena calificación crediticia y estabilidad jurídica y regulatoria y que ofrecen oportunidades de crecimiento futuro”. Nuevo México y Texas son Estados conocidos para Iberdrola. En la actualidad cuenta con 1.900 megavatios (MW) renovables y 1.400 MW en cartera, además de haber iniciado la actividad comercial en Texas.

El acuerdo entre Avangrid y PNM está sujeto a la aprobación de los accionistas de PNM. Dado que esta firma y sus filiales operan en un sector regulado, serán requeridas autorizaciones a nivel estatal (New Mexico Public Regulation Commission y Public Utility Commission of Texas) y a nivel federal (Federal Energy Regulatory Commission, Hart Scott Rodino Clearance, Committee on Foreign Investment in the United States, Federal Communications Commission y Nuclear Regulatory Commission). Se espera que este proceso quede cerrado en 2021.

Sin más inversiones en México

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, advirtió este miércoles de que el grupo no prevé invertir en México hasta que el Gobierno del país no aclare su política energética. Unas declaraciones que llegan después de que en las últimas semanas el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, haya atacado a las energéticas españolas con presencia en el país, especialmente a Iberdrola.

“No estamos haciendo las políticas energéticas, las elaboran los Gobiernos”, afirmó el directivo. A lo que añadió que la compañía prevé completar su actual plan inversor y que no iniciará nada más hasta que se clarifique la situación en México. “Si dicen que no inviertan empresas estratégicas, no lo haremos”, aseguró Sánchez Galán. Y añadió que, además, las inversiones en el país representan “muy poca cosa en el balance”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50