PRISA refinancia su deuda hasta 2025 y acuerda la venta de Santillana España por 465 millones

Los acuerdos fijan el marco para una futura separación efectiva de los negocios de educación y medios

Sede del grupo PRISA en Gran Vía, Madrid.
Sede del grupo PRISA en Gran Vía, Madrid.Andrea Comas

PRISA, grupo editor de EL PAÍS, ha alcanzado un acuerdo para refinanciar su deuda hasta 2025 en el cual, además, se establece el marco para una futura separación efectiva de los negocios de educación y medios de comunicación. Además, ha acordado la venta de Santillana España al grupo finlandés Sanoma por 465 millones de euros, según ha comunicado la empresa este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Las acciones de PRISA han reaccionado al alza, cerrando la sesión con una subida del 28%.

“Estas operaciones permitirán acelerar la transformación digital del Grupo, centrada en los sistemas de aprendizaje Ed-Tech en Latinoamérica y en los modelos de suscripción en sus negocios de Media”, ha señalado la empresa a través de un comunicado.

El acuerdo de refinanciación de la deuda supone extender su vencimiento hasta marzo de 2025, con un coste inicial del 5,5% y un coste total medio del 7% durante la vida del contrato, según ha informado PRISA. Contempla la amortización de 400 millones de deuda (con lo que la deuda neta total se recortará más de un 30%) y establece el marco para una futura separación efectiva de los negocios de educación y medios de comunicación. Con esta refinanciación, la compañía contará con alrededor de 275 millones para reforzar su liquidez y facilitar el desarrollo de los planes estratégicos de sus negocios.

PRISA ha comunicado a la CNMV que el acuerdo ha sido negociado con un grupo representativo de sus principales entidades financieras acreedoras y que afecta a la deuda derivada del contrato de financiación sindicada por importe actual de 1.148 millones de euros. El contrato para la refinanciación ha entrado en vigor respecto de las entidades firmantes o adheridas al mismo, que representan un 79,7% de la financiación sindicada a reestructurar, pero el objetivo es que sea vinculante para el 100%, bien por adhesión o bien por homologación judicial.

Plusvalías por Santillana España

Por su parte, el precio por la venta de Santillana España ha quedado establecido sobre un valor empresa de 465 millones de euros, lo que supone un múltiplo de 9,6 veces sobre el ebitda medio del ciclo educativo del periodo 2017/2019, por encima de los múltiplos de las principales transacciones comparables en el sector. El precio será satisfecho íntegramente en efectivo en la fecha de cierre de la operación, una vez descontada la deuda neta a 30 de junio de 2020 del negocio objeto de la transacción, estimada en 53 millones de euros. La venta generará una plusvalía a nivel consolidado estimada en 385 millones de euros.

El consejero delegado de PRISA, Manuel Mirat, considera que “con estas operaciones, el Grupo demuestra la validez de la hoja de ruta marcada, que ha merecido también la confianza de los acreedores”. “Con la venta de Santillana España se pone de manifiesto la capacidad de PRISA de generar valor en sus proyectos empresariales. Además, con la elección de Sanoma, Santillana contribuye de forma destacada a conformar uno de los grandes líderes europeos en el sector de la Educación”, añade Mirat a través del comunicado de la empresa.

El cierre de la venta de Santillana España, previsto para el primer semestre de 2021, está condicionado a la obtención de la preceptiva autorización de las autoridades de competencia españolas, y de la Junta General de Accionistas de PRISA, así como a la formalización de la refinanciación. Queda excluida de la operación la actividad privada y pública de Santillana en Latinoamérica, que se seguirá desarrollando por PRISA, indirectamente, a través de Santillana. Asimismo, Santillana mantendrá la propiedad de todas sus marcas, suscribiéndose, al cierre de la operación, un acuerdo de licencia exclusiva a favor de Sanoma para la utilización, entre otros derechos, de las marcas Santillana y Loqueleo en la Unión Europea, excluyendo Portugal, y de la marca Richmond en España, según ha comunicado PRISA a la CNMV.

Tras la venta del negocio de Santillana España, que representa el 21% del negocio del Grupo Santillana, éste centrará sus esfuerzos en el impulso de los sistemas de aprendizaje en Latinoamérica, explica la empresa. “Santillana es el único operador global de educación presente en todos los países de Latinoamérica, donde tiene una posición y propuesta de valor únicas, proyectando a otros mercados los modelos de suscripción desarrollados en Brasil y alcanzando a través de ellos ya un total de 1,7 millones de alumnos en la región, con un crecimiento del 25% en el último periodo anual”.

En un comunicado interno dirigido a la plantilla de PRISA, Manuel Mirat, ha señalado que “la venta de Santillana España no ha sido una decisión sencilla para el Consejo de Administración". "Por un lado, Santillana España es el origen de PRISA y ha jugado un papel clave para que el grupo haya alcanzado la dimensión y liderazgo actuales. Quiero agradecer a todos los que la forman –y a todos los que han pertenecido a ella en estos casi 60 años– su profesionalidad, compromiso y entrega a un proyecto educativo que ha acompañado a varias generaciones de españoles. Santillana España quedará en buenas manos. Hemos explorado el mercado para encontrar un comprador sólido, el grupo finlandés Sanoma, que es un referente en el ámbito educativo, y que con la operación crea un gran grupo europeo dentro del sector. Por el otro, esta decisión permitirá acelerar la hoja de ruta establecida, dotando a la compañía de recursos (275 millones de euros) para invertir en su futuro. Un futuro compartido con las sociedades en las que desempeñamos nuestra labor. Nuestras señas de identidad –la educación y la información de calidad e innovadoras– juegan un papel determinante en el progreso de la sociedad”, ha explicado.

El proceso de digitalización emprendido por el grupo PRISA también está mostrando positivos resultados en el área de medios, donde EL PAÍS cuenta ya con más de 115.000 suscriptores, de los cuales 68.500 son exclusivos digitales. El diario AS es líder digital gracias a su fuerte crecimiento en Latinoamérica.

El Consejo de PRISA considera que los acuerdos adoptados permitirán que el Grupo se pueda centrar a futuro de forma prioritaria en la gestión y puesta en valor sobre bases firmes y sostenibles de sus dos negocios, educación y medios. “Como ya puso de manifiesto en su pasada Junta General, ambos tienen un elevado potencial, gestionados con equipos diferenciados, atentos a sus características y circunstancias específicas, que requieren capacidades y rutas distintas, estando así en condiciones de atraer los recursos y el capital necesarios para cada uno de ellos”, concluye la empresa.

El líder finlandés

Sanoma es un grupo de educación y de medios de comunicación finlandés, cuya historia se remonta a 1889, cuando se fundó Päivälehti (El Diario), predecesor del Helsingin Sanomat, el mayor periódico de Finlandia, con casi 400.000 suscriptores hoy en día. Opera en 11 países europeos y emplea a casi 4.500 trabajadores. En 2019, su facturación neta ascendió a 900 millones de euros. Sanoma cotiza en el Nasdaq de Helsinki.

Dentro del grupo, Sanoma Learning, que tiene más de 2.000 trabajadores, se presenta como una compañía líder en el sector educativo europeo. “Nuestros productos y servicios de enseñanza permiten a los docentes aprovechar todas las capacidades de los niños para explotar su máximo potencial. Ofrecemos contenidos didácticos digitales e impresos, así como plataformas educativas digitales para primaria, secundaria y formación profesional, teniendo un fuerte impacto sobre el sector educativo europeo”, señala.

Más información

Lo más visto en...

Top 50