_
_
_
_
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Finanzas como asignatura obligatoria

La preparación económica de los jóvenes no debe dejarse en manos de las familias

El 94% de los jóvenes de 15 años reciben nociones de ahorro o inversión de sus padres.
El 94% de los jóvenes de 15 años reciben nociones de ahorro o inversión de sus padres.Europa Press

El pasado lunes celebrábamos en España el día de la Educación Financiera. Una fecha que, desde hace cinco años, trata de recordarnos la importancia creciente de que nuestra sociedad cuente con los conocimientos financieros necesarios para no incurrir en mayores riesgos y llevar a cabo una toma de decisiones adecuada en relación al ahorro, la inversión, el endeudamiento, los mecanismos de pago, etc.

Numerosos actos, coordinados por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores con la colaboración de instituciones financieras y escuelas de negocios, han tenido lugar a lo largo de toda la semana. Algunas de estas iniciativas tenían como destinatarios a jóvenes alumnos de la ESO que, como pone de manifiesto el informe PISA (Programme for International Student Assessment) elaborado por la OCDE, tienen numerosas carencias en esta materia.

Porque, ¿dónde o de quién aprenden nuestros jóvenes sobre finanzas? Según el citado informe, el 94% de los alumnos de 15 años declaran aprender conceptos relacionados con las finanzas de sus padres y tan sólo el 51% confirma que estudia finanzas en la escuela. Asimismo, se observa una gran diferencia en los resultados obtenidos por los alumnos en los test sobre conocimientos financieros. Los hijos de familias de clases socioeconómicas más altas, obtienen mejores resultados a nivel mundial, explicando esta variable un 10% de los resultados obtenidos. Y es que estamos dejando en manos de las familias la adquisición de unos conocimientos que son fundamentales para la vida y que, de no ser incorporados de forma correcta y urgente en los planes de los estudios reglados, pueden hacer que las diferencias sociales se incrementen a futuro.

Según datos del citado informe, en España el 71% de los jóvenes de 15 años ha comprado alguna vez por Internet, el 19% ha pagado con una tarjeta de crédito y, lo que para mí es más llamativo, el 33% ha pagado usando su móvil. Es evidente que los jóvenes de hoy en día son nativos digitales y es por ello que el 67% declara que compara precios entre las tiendas físicas y las tiendas online y el 59% fija alertas de bajada de precios para hacer sus compras. Todo ello pone de manifiesto que saber de finanzas —y sobre todo de “finanzas digitales”— no debe ser algo elitista; no es algo sólo para quienes tienen ahorros y patrimonio, sino todo lo contrario: saber de finanzas es algo necesario para todos y todas. Es más, me atrevería a decir que es aún más necesario cuantos menos recursos económicos se tienen, situación en la que es tremendamente importante no tomar decisiones erróneas ni ser víctima de estafas o de prácticas abusivas.

Mónica Guardado es socia directora de AFI Escuela de Finanzas

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_