Opinión
i

Las lagunas del ingreso mínimo vital

Para que el Estado de bienestar sea sostenible hay que incentivar el trabajo y proteger la capacidad recaudatoria

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.EFE

El ingreso mínimo vital (IMV) aprobado recientemente es una medida razonable para afrontar una crisis, pero no es una buena idea como política permanente, especialmente en el caso de España. Muchos países han experimentado con políticas de este tipo, y su experiencia en general ha sido que beneficia a los que lo reciben, pero no incentiva la búsqueda de empleo legal. Es decir, aunque no aumenta el paro, tampoco lo reduce....