la crisis del coronavirus

Las ventas de Primark se desploman un 75% entre marzo y junio por la pandemia

La firma textil anticipa una caída superior al 60% de su beneficio operativo para el conjunto del ejercicio

Una tienda de la firma Primark reabre en Edimburgo, Escocia, el pasado lunes.
Una tienda de la firma Primark reabre en Edimburgo, Escocia, el pasado lunes.Jane Barlow/PA Wire/dpa / Europa Press

La cifra de negocio de Primark entre marzo y junio, tercer trimestre fiscal de su matriz — el grupo británico AB Foods—, alcanzó los 582 millones de libras esterlinas (645 millones de euros), lo que representa una caída del 75% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, debido al impacto que tuvo el cierre de tiendas por las medidas de contención de la pandemia del coronavirus. La cadena textil, que ya tiene abiertas la gran mayoría de sus puntos de venta, prevé, no obstante que sus resultados acusen el golpe al final de su ejercicio, en septiembre. Estima que su beneficio operativo no pasará de 338 millones de euros, apenas un tercio de los 1.012 millones del año pasado.

En el acumulado de los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, el impacto de la pandemia es menor, pero también muy importante. Los ingresos de la firma textil se han reducido un 27%, hasta 4.755 millones de euros. En todo caso, el grueso del impacto de la pandemia se centrará en el trimestre marzo-junio, en el que solo pudo operar con normalidad en los primeros días de marzo. En un periodo de 12 días hasta el 22 de ese mes, la totalidad de las tiendas de la firma fueron echando el cierre y han ido reabriendo a medida que los distintos países lo iban autorizando. Según la empresa, el cierre de las tiendas le produjo una pérdida de ingresos de 650 millones de libras (721 millones de euros) al mes.

Primark asegura que a partir de ese momento, redujo las compras al mínimo. “Primark pagó o se ha comprometido a pagar todos los artículos que estuvieran en producción o terminados y en tránsito en el momento del cierre de tiendas”, afirma la empresa, pero “para reducir la salida de efectivo resultante de la pérdida de ventas, canceló pedidos para los que la entrega por parte del proveedor tuviese fecha posterior al 17 de abril. Así, “redujo sus gastos operativos un 50% y esto limitó la salida de efectivo a 110 millones de euros al mes mientras las tiendas estuvieron cerradas”. También renegoció contratos con sus caseros. La empresa calcula que la salida neta de efectivo entre el 1 de marzo y el 23 de mayo fue de cerca de 887 millones de euros, principalmente por los pagos a proveedores y gastos operativos.

A medida que los Gobiernos europeos lo fueron autorizando, Primark fue abriendo sus tiendas y a día de hoy, están abiertas 367 tiendas. Las ocho restantes lo harán “en el futuro inmediato”, afirma la cadena. Desde la primera reapertura el el pasado 4 de mayo, las ventas comparables acumuladas por Primark en las siete semanas hasta el 20 de junio sumaron 357 millones de euros, un descenso del 12% en términos comparables respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Por su parte, la facturación de la cadena en la semana terminada el 20 de junio, con el 90% de la superficie de venta abierta, alcanzó los 147 millones de euros. Señala que en Irlanda y Gran Bretaña, en ese periodo se vendió incluso más que en la misma semana del año pasado.

Primark califica los primeros datos de ventas tras las reaperturas como “tranquilizadores y alentadores”, si bien están influidos por factores coyunturales. Así, por ejemplo, destaca que ha funcionado bien la ropa para niño (los padres tienen que renovar lo que se va quedando pequeño), de ocio y de noche, así como productos de verano como pantalones cortos y camisetas (que no se han podido comprar en los meses anteriores). En el otro lado, no está yendo bien la venta de ropa para hombre o de accesorios relacionados con los viajes, lo que “no sorprende”. De hecho, las tiendas de los centros de las ciudades están funcionando peor, por la ausencia de turistas, que las de los centros comerciales de zonas menos turísticas.

En todo caso, es indudable que la pandemia, incluso si no hubiese rebrotes, tendrá se dejará notar en las cuentas de todo el año. Estima que el beneficio operativo ajustado para Primark, excluyendo costes excepcionales, “estará en el rango de entre 333 y 388 millones de euros en el ejercicio, frente a los 1.012 millones de euros reportados el año pasado”. Es decir, un 60% por debajo del año pasado. Por el momento, ha ha ejecutado órdenes de compra por valor de casi 900 millones de euros para adquirir la colección de otoño-invierno, y espera que el gasto en este sentido supere los 1.100 millones.

La compañía ha informado del retraso en su programa de aperturas previsto para la segunda mitad de su ejercicio como consecuencia de las restricciones implementadas, aunque en el tercer trimestre llevó a cabo la apertura de cinco establecimientos, incluyendo una nueva tienda en la Plaza de Cataluña, en Barcelona. En lo que queda de ejercicio, la cadena prevé la apertura de otros cinco establecimientos, además de la ampliación de sus tiendas en Málaga y en el centro comercial Ubbo de Lisboa, lo que elevará a 1,5 millones de metros cuadrados la superficie de venta al por menor de la compañía.

Más información

Lo más visto en...

Top 50