La crisis del coronavirus

El Tesoro lanza por primera vez un bono sindicado a 20 años y la demanda supera los 78.000 millones

El organismo revisa al alza su programa de emisiones para cubrir las necesidades de financiación derivadas de la pandemia

El secretario general del Tesoro, Carlos San Basilio.
El secretario general del Tesoro, Carlos San Basilio.Paco Campos / EFE

El Tesoro Público ha lanzado este martes su primer bono sindicado a 20 años por un importe mínimo de 10.000 millones, con una demanda que ha alcanzado los 78.000 millones de euros. El organismo sigue avanzando en su programa de emisiones de este año, revisado al alza en 100.000 millones de euros ante las mayores necesidades de financiación por la crisis de la covid-19. Se trata de la primera vez que se lanza este tipo de referencia en España, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

El Tesoro encargó este lunes a BBVA, Crédit Agricole, Citi, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Natwest preparar la colocación de una obligación sindicada a 20 años, con vencimiento el 31 de octubre de 2040, por un mínimo de 10.000 millones. Las peticiones han alcanzado los 78.000 millones, según señala Bloomberg.

Esta es la tercera ocasión durante la pandemia en la que el Tesoro lleva a cabo una emisión sindicada. El pasado 24 de marzo realizó una colocación con la que obtuvo 10.000 millones con un bono a 7 años, mientras que el 22 de abril captó 15.000 millones con un bono sindicado a 10 años.

Este martes, el organismo ha colocado 6.885,81 millones de euros en letras a seis y 12 meses. Se ha quedado, así, muy cerca del rango alto que se había marcado, de 7.000 millones, y ha reducido notablemente los costes de emisión gracias a los tipos negativos. La demanda ha sido de 17.751,5 millones.

El Tesoro ha completado con éxito las últimas emisiones celebradas. En la mayoría de los casos ha reducido los costes de emisión, a pesar de la crisis y del aumento de los intereses en las colocaciones ejecutadas en la primera etapa de la pandemia, debido al aumento del endeudamiento. De hecho, el coste de la deuda en circulación bajó en la última emisión del 2%, marcando un mínimo histórico, según el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

La crisis de la covid-19 ha elevado las previsiones de déficit y de deuda pública para este año a cotas históricas del 10,34% del PIB en el primer caso y el 115,5% del PIB en el segundo. Esto ha incrementado notablemente las necesidades de financiación.

Por ello, el pasado 21 de mayo el Tesoro Público anunció una modificación de su programa de financiación para este año que prevé elevar la emisión neta en 97.500 millones de euros, hasta un total de 130.000 millones, e incrementar en algo más de 100.000 millones la emisión bruta, hasta alcanzar los 297.000 millones de euros.

No obstante, a la previsión de emisión neta se podrían descontar en torno a 15.000 millones que podría recibir España del sistema de reaseguro de empleo (SURE), así como la parte que perciba del fondo de reconstrucción europeo.

El organismo estima una necesidad de financiación bruta para 2020 de 297.657 millones de euros, de los que 185.969 millones se prevén financiar mediante bonos y obligaciones y 111.688 a través de letras del Tesoro.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la 'newsletter’ diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50