Merlin gana 38,6 millones hasta marzo, un 35,7% menos

La socimi concentra la inversión en los proyectos con mayor nivel de prealquileres para preservar caja

Edificio de oficinas de Merlin Properties.
Edificio de oficinas de Merlin Properties.

Merlin ganó 38,6 millones hasta marzo, un 35,7% menos que en el primer trimestre de 2019, lo que la socimi (sociedad cotizada de inversión inmobiliaria) atribuye a la venta de algunos activos y a algunos extraordinarios derivados de la emergencia sanitaria. Pese a ello, la compañía califica de “limitado” el impacto de la covid-19 en sus cuentas, puesto que el estado de alarma se abarcó poco más de dos semanas del periodo. Los ingresos por rentas en el trimestre se elevaron a 130,4 millones de euros, un 1% menos, pese a que durante 17 días se ofreció una bonificación del 100% a los negocios que no podían abrir por la epidemia. En las rentas comparables (las que se refieren a los mismos activos, denominadas en el sector como like for like) el crecimiento fue del 3,5%.

La compañía que dirige Ismael Clemente es la mayor socimi española. A finales de 2019 poseía más de 12.700 millones de euros en activos (en este trimestre no se hace una tasación). Aunque las oficinas y la logística, más resistentes a la situación provocada por el coronavirus, componen mayoritariamente su cartera, un 22% de los activos que alquila son centros comerciales, más afectados por las normas sanitarias. De hecho, en la nota remitida este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Merlin señala que un 89% de sus activos comerciales están afectados por la epidemia (es decir, que solo un 11% de los locales pueden seguir abiertos) mientras que en las oficinas, solo un 3,5% están afectadas.

Como consecuencia de ello, la compañía calculó que sus resultados este año se verían impactados alrededor de un 10%. Sin embargo, ahora cree que será inferior a ese porcentaje porque la estimación se basaba en el supuesto de que se volvía a la normalidad el 31 de julio, mientras que ahora, con las fases diseñadas por el Gobierno, esa fecha se adelantaría en torno a un mes. En cuanto a abril, que queda fuera del periodo de resultados, pero se detalla en los mismo en un apartado dedicado al impacto del coronavirus, Merlin señala que solo ha percibido un 28,2% de las rentas procedentes de centros comerciales, el resto se encuentra como importe bonificado o directamente no se ha cobrado. Tanto en la logística como en las oficinas, el porcentaje de rentas satisfechas ronda el 95%.

Ante esa situación, la socimi ha optado por proteger caja con varias medidas. La de mayor impacto, que cuantifica en 458 millones, es retrasar el desarrollo de algunos proyectos. La inversión se centrará por tanto en los que ya estaban en ejecución y tenían un alto nivel de prealquileres antes de la pandemia. El resto, quedan de momento en compás de espera. A ello se añaden la suspensión de la entrega de una parte del dividendo, ya anunciada el mes pasado, y la reducción de un 25% en las retribuciones del consejo. Esas medidas supondrán un ahorro de 81 millones y 11 millones respectivamente. A 31 de marzo, Merlin tenía una deuda bruta de 6.380 millones, un 40,1% sobre el total de sus activos, lo que supone una mejora respecto al 40,6% con que cerró 2019.

Más información

Lo más visto en...

Top 50