la crisis del coronavirus

Trabajo cierra un acuerdo con sindicatos y empresarios para ampliar los ERTE hasta el 30 de junio

CEOE respalda finalmente el acuerdo pese a las reticencias mantenidas sobre las exigencias de mantenimiento del empleo y el no reparto de dividendos para las empresas que se acojan a las ayudas

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.EFE

El Gobierno ha logrado un segundo pacto importante en una semana. El martes enhebró uno político con Ciudadanos y PNV para aprobar la cuarta prórroga del Estado de alarma, algo que poco antes se antojaba muy lejos. Y este viernes el Ministerio de Trabajo, dirigido por Yolanda Díaz, ha conseguido uno social, con los sindicatos y los empresarios, que avala la extensión de los ERTE causados por el coronavirus hasta el 30 de junio. No ha sido fácil, sobre todo por la patronal. La CEOE empezó la semana muy lejos de la posición del Ejecutivo, pero al final dio su visto bueno al pacto a pesar de dificultar los despidos durante seis meses para las empresas que reciban ayudas.

El principio de acuerdo para mantener los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 30 de junio se había alcanzado el jueves por la noche y la ratificación definitiva ha llegado este viernes durante el Consejo de Ministros, que se celebraba al mismo tiempo que daban el beneplácito las direcciones de sindicatos y patronal. El texto se transformará el martes en un decreto ley, después de que se firme el pacto por las tres partes el lunes. Pero este viernes el presidente, Pedro Sánchez, ya pudo esgrimirlo en el Eurogrupo, uno de los objetivos del Ejecutivo.

El visto bueno de CC OO y UGT era previsible desde la noche anterior. Pero no estaba clara cuál iba a ser la postura final de CEOE y Cepyme. Para la organización empresarial, dos habían sido los escollos en los últimos días: la exigencia de mantener el empleo durante seis meses tras acceder a exoneraciones de cuotas y el veto al reparto de dividendos después de recibir ayudas. En el borrador del pacto, ese punto se mantenía aunque con un matiz: se añade un eximente “en aquellas empresas en las que concurra un riesgo de concurso de acreedores”. También sigue el segundo y, además, se aclara que las empresas que tengan su domicilio social en paraísos fiscales estarán excluidas de los ERTE.

Nadia Calviño, en la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital. En vídeo, la vicepresidenta tercera anuncia un preacuerdo para que los ERTE se extiendan más allá del estado de alarma. POOL EFE (VÍDEO: ATLAS)

Básicamente el acuerdo da pie a que se desliguen de la declaración del estado de alarma los ERTE por fuerza mayor vinculados al coronavirus a los que abrió la puerta la regulación de urgencia que se aprobó a mitad de marzo. Desde entonces 3,4 millones de trabajadores han pasado a tener su empleo suspendido total o parcialmente (tres millones por fuerza mayor y el resto por causas económicas, técnicas o productivas). Ahora se fija una primera fecha en la que acabaría su vigencia, el 30 de junio, aunque también se recoge la creación de una comisión a tres bandas (Gobierno —con los Ministerios de Trabajo y de Seguridad Social— sindicatos y patronales) para estudiar la extensión de las ayudas que llevan aparejadas estos ERTE.

En el texto del pacto, las ventajas son menores para las empresas este mes y se reducen algo más en junio. Por ejemplo, entre marzo y abril las firmas con menos de 50 trabajadores que han recurrido a un ERTE por fuerza mayor, vinculada al estado de alarma, tienen una reducción de cuotas en los trabajadores afectados del 100% y las de más de 50 empleados del 75%. Ahora esos umbrales de exención bajan al 60% en mayo y al 45% en junio para las sociedades más pequeñas y al 45% y al 30% para el resto.

El acuerdo permite, siguiendo el criterio ya marcado por la Dirección General de Trabajo desde el lunes, que las empresas rescaten a sus empleados de los ERTE según los vayan necesitando en el retorno a la actividad. También en este caso hay exoneración de cotizaciones, incluyo mayores para incentivar la vuelta de trabajadores: el 85% en mayo y el 70% en junio las empresas más pequeñas, y el 60% y el 45%, el resto.

“Es un acuerdo equilibrado”, expuso la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, al presentar el pacto, que calificó de “muy beneficiosos para empresarios y trabajadores”. También el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, se mostró satisfecho: “Es un mensaje potente cuando la gente nos pide unidad. Han sido días complicados, porque hay muchas posturas diferentes y no pensamos igual”. Apostilló este argumento el máximo dirigente de las pymes, Gerardo Cuerva, al decir que “los acuerdos se firman por compromiso. Pocos acuerdos satisfacen al 100% a todas las partes, pero genera certidumbre”.

Igual hicieron los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez, y CC OO, Unai Sordo, que celebraron el acuerdo. “Va a posibilitar que el gran esfuerzo que hemos hecho con la puesta en marcha de ERTE continúe”, apuntó el primero. “Estamos muy satisfechos de este acuerdo que va a permitir que la gente no sea despedida y seguir intentando mantener el empleo”, abundó Sordo

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50