Fallece Manuel Jove, fundador de Fadesa y una de las grandes fortunas del país

El promotor gallego tenía un patrimonio valorado en 1.570 millones de euros

Manuel Jove, en una imagen de archivo.
Manuel Jove, en una imagen de archivo.EL PAÍS

El empresario gallego Manuel Jove (78 años) presidente de la corporación Inveravante y fundador de la inmobiliaria Fadesa, ha fallecido esta madrugada en su casa de A Coruña tras agravarse la enfermedad contra la que luchaba en el último año. La revista Forbes lo señala como una de las grandes fortunas del país, con un patrimonio de 1.570 millones de euros.

Un hombre muy trabajador, coleccionista de muebles, amante de la carpintería, un oficio que aprendió de su padre, siempre se guardó mucho de los focos mediáticos. Pero no pudo evitar un gran revuelo con la venta de Fadesa en 2007 al empresario Fernando Martín. La compañía que había fundado en los años 70 protagonizaría después la mayor suspensión de pagos de la historia de España con un pasivo de 5.200 millones. Para entonces, Jove ya había emprendido nuevos caminos con su plataforma de inversión en energías renovables, bodegas y hoteles por todo el mundo, aunque años después tendría que enfrentarse a una demanda de Martín, que lo acusaba de haber inflado el precio de los activos. El juicio dio la razón a Jove.

Jove podría definirse como uno de los pocos grandes empresarios españoles hecho a sí mismo. Emigró a Alemania con 19 años; con 24 se casó y montó una empresa de reformas en A Coruña que fue el germen de la que se convertiría en una de las mayores empresas del ladrillo español. Aunque vio quebrar las dos primeras compañías que fundó, siempre demostró tener un gran instinto para hacer negocios. Una vez confesó haber vendido la inmobiliaria Fadesa justo antes de que estallara la burbuja inmobiliaria casi sin querer: “Yo no fui a vender la compañía, a mí me llamaron los de Morgan Stanley”, dijo en una ocasión.

Su última comparecencia pública fue en 2008, cuando presentó su nuevo grupo inversor, Inveravante: “Ya he hablado para los próximos 15 años”, dijo entonces. Tras una primera etapa de expansión en otros negocios, el empresario volvió a centrarse en la promoción inmobiliaria con grandes proyectos repartidos en un centenar de sociedades en España, Marruecos, México, Brasil, Panamá, República Dominicana y Rumanía: desde su cadena de hoteles Attica21 a centros comerciales o apartamentos. También cuenta con parques eólicos o centrales eléctricas. En Marruecos tiene una gran parte de sus activos, entre los que destacan un complejo en Casablanca y otro en Tánger. En Madrid posee el parque Warner, que alquila a Parques Reunidos, y de los terrenos que están alrededor del centro recreativo: 1,5 millones de metros cuadrados a media hora de la capital de España. El grupo tiene más de 800 empleados y se dedica a la promoción de viviendas, hoteles, centros comerciales e incluso cuenta con una división de alimentación.

El relevo

Tras el fallecimiento de su hija Maria José de forma repentina a los 37 años, un suceso que conmocionó a la familia en 2002, sus hijos Felipa y Manuel Ángel ocuparon puestos clave en el holding Inveravante. También ha conservado una buena parte del equipo directivo de confianza que le ha acompañado desde la etapa de Fadesa.

Su trayectoria fue merecedora de varios reconocmientos, como el título de Comendador Wissan Al Moukafaa Al Watania y el de Comendador del Wissam Al-Alaoui, entregados por el Rey de Marruecos o la Medalla Castelao que otorga la Xunta de Galicia. Otra de sus grandes aficiones era el arte. Poseía una importante colección cedida a la Fundación María José Jove para su exposición y para el desarrollo de proyectos educativos y sociales.

Lo más visto en...

Top 50