la crisis del coronavirus

Endesa pide reformas de calado para la transición energética

La eléctrica reclama cuanto antes un marco europeo de reestructuración

El consejero delegado de Endesa, José Bogas (izq.), y su presidente, Juan Sánchez Calero, en la junta de 2020, este martes.
El consejero delegado de Endesa, José Bogas (izq.), y su presidente, Juan Sánchez Calero, en la junta de 2020, este martes.Europa Press

El grupo Endesa ha destacado la importancia de acelerar la transición energética como pieza fundamental para salir de la crisis generada por la covid-19, según reseñaron en sus intervenciones en la junta de accionistas celebrada por vía telemática este martes en Madrid el presidente, Juan Sánchez-Calero, y el consejero delegado, José Bogas, que además ha pedido la puesta en marcha de “reformas de calado para reconstruir elementos clave del tejido productivo, para recuperar la confianza, para generar empleo y para atraer la inversión, en torno a la Transición energética”.

El presidente de Endesa ha reclamado la necesidad de tener cuanto antes un marco europeo de reestructuración, y luego “corresponderá a las instituciones españolas diseñar y aplicar medidas que contribuyan a impulsar la recuperación de nuestra Economía, permitiendo en especial que el sector eléctrico se confirme como uno de los actores principales para culminar ese objetivo".

Sánchez-Calero ha destacado que la compañía ha realizado un trabajo esencial, velando por la seguridad y continuidad del suministro y su adaptación a la demanda provocada por la pandemia, “lo que ha supuesto un factor de estabilidad para toda la comunidad”. "Endesa es una empresa fiable, que ha cumplido los compromisos asumidos para el ejercicio 2019” y, de cara al futuro, “estamos preparados para actuar en una sociedad y en un mercado energéticos muy distintos de los que conocimos hace escasos meses”, ha continuado.

Por su parte, Bogas ha destacado que la compañía lleva semanas “trabajando en planes de acción que contribuirán al crecimiento económico del país. Seremos clave en la regeneración del tejido económico y social y en la aceleración económica. Actuaremos acorde a lo que se espera de una empresa líder". “Si antes de sufrir la crisis de la covid-19 todos teníamos claro que no había otro camino que el de la sostenibilidad, hoy, además de reiterar nuestros compromisos, puedo asegurarles y les aseguro, que el desarrollo sostenible será el centro de nuestra actividad”, ha añadido.

Bogas ha agradecido el trabajo de los sectores esenciales durante la crisis y destacado que Endesa ha creado un fondo de 25 millones de euros y activó un Plan de Responsabilidad Pública para dotar de material, servicios, equipos e infraestructuras en la lucha contra la covid-19.

Según el ejecutivo madrileño, “en 2022 Endesa será una compañía eléctrica integrada más limpia y con emisiones más bajas en la península Ibérica”. “En 2019 ―ha continuado― hemos materializado los primeros resultados tangibles de la transformación global de Endesa hacia un mix más renovable: Hemos aumentado un 211% la inversión en energías renovables y ya el 60% de la generación de la compañía está ya libre de emisiones de CO2, un 85% si nos centramos en la península”.

Endesa tuvoun Ebitda de 3.841 millones de euros y un resultado neto ordinario de 1.562 millones de euros. Además, ha destacado que Endesa invertirá 7.700 millones de euros, casi en su totalidad en el desarrollo de activos renovables.

Bogas se ha referido a la firma del nuevo Convenio Colectivo que venía negociando con el comité de empresa desde hace dos años con fuertes controversias. Según Bogas, el convenio de ha “adaptado a los nuevos tiempos que vivimos y a lo que espera la sociedad en la que Endesa presta sus servicios”.

Con un quorum del 85,3283%, se han aprobado todos los puntos del orden del día, entre los que destaca el nombramiento de tres nuevas consejeras independientes: Eugenia Bieto Caubet, Pilar González de Frutos y Alicia Koplowitz y Romero de Juseu. Endesa pasará a contar con una mayoría de consejeros independientes, que representarán el 61,54 % de los miembros del Consejo, cumpliendo así los estándares más exigentes al respecto.

Además, se ha aprobado también el dividendo propuesto por un importe bruto de 1,475 euros por acción lo que supone un incremento del 3% sobre el dividendo con cargo a los resultados de 2018. Teniendo en cuenta el dividendo abonado en 2019 con cargo a los resultados de 2018 y la revalorización del precio de la acción ese año, es decir, a 31 de diciembre de 2019, el retorno para los accionistas ha sido de un 25,3%.

Más información

Lo más visto en...

Top 50