El consejero delegado de PRISA renuncia a su bonus de 2019

El consejo del grupo de comunicación reduce sus retribuciones un 26% sobre 2018

Junta General Extraordinaria de Accionistas de PRISA, celebrada el 29 de enero de 2020.
Junta General Extraordinaria de Accionistas de PRISA, celebrada el 29 de enero de 2020.SANTI BURGOS

Manuel Mirat, consejero delegado de PRISA, grupo editor de EL PAÍS, ha renunciado al salario variable correspondiente al ejercicio 2019, tal y como refleja el informe de retribuciones de 2019, remitido este lunes por el grupo de comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en la que justifica la medida “al objeto de alinearse con el entorno complejo en el que opera el grupo y las consecuencias del mismo y pese a que 2019 fue un buen año para la compañía”. De este modo, la retribución del primer ejecutivo del grupo queda en 506.000 euros, frente a los 858.000 euros devengados en el 2018, una reducción del 41%.

La retribución variable correspondiente a 2019, 300.000 euros, estaba ya provisionada en las cuentas de cierre de ejercicio, tal y como explica la empresa en el informe remitido al supervisor. De cara a 2020, la retribución de Mirat se reducirá un 35%, como consecuencia de las medidas de ahorro previstas para afrontar el impacto económico del Covid-19. Este recorte del 35% se aplicará a todos los miembros de la alta dirección del grupo.

En cuanto al presidente no ejecutivo, Javier Monzón, la retribución correspondiente a 2019 se reduce en un 20%, quedando en 400.000 euros. Para 2020, Monzón, al igual que el resto de los consejeros no ejecutivos, recortará en un 20% adicional su retribución, para quedar en los 340.000 euros.

El total de las retribuciones del consejo, según los criterios marcados por la CNMV, queda por lo tanto en 1,964 millones de euros para el año 2019, frente a una partida de 2,659 millones correspondiente al ejercicio anterior, lo que supone que en 2019 se ha producido un descenso del 26%.

La reducción de salarios para el consejo y la alta dirección del grupo fue aprobada por el consejo de administración el pasado 31 de marzo, dentro de un paquete de medidas para preservar niveles suficientes de liquidez en el grupo. “Para mitigar el impacto negativo de la situación actual, de especial incidencia en las fuentes principales de generación de ingresos de todo tipo de medios de comunicación, el Consejo ha acordado poner en marcha un plan contingente de adecuación de las estructuras de costes de sus negocios a las circunstancias previsibles en los próximos meses", explicó la empresa.

Más información

Lo más visto en...

Top 50