Nissan impone un ERTE para unas 3.000 personas

La regulación temporal afecta a tres centros de producción en Barcelona

Línea de Montaje de Nissan en Zona Franca (Barcelona).
Línea de Montaje de Nissan en Zona Franca (Barcelona). Albert Gea / Reuters

Tras días de titubeos después de que el viernes decidiera convertirse en la primera fábrica española de automóviles en paralizar su producción, la dirección de Nissan ha acordado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para alrededor de 3.000 trabajadores de sus centros de Barcelona: la planta de Zona Franca y los centros de Montcada i Reixac y Sant Andreu. Los motivos esgrimidos son los de “fuerza mayor”, a causa del impacto del coronavirus, y se mantendrá mientras se prolongue la actual declaración de alarma.

La compañía presentará el expediente pese a no haberlo pactado con los sindicatos, que reclamaban un complemento superior que los ingresos de los trabajadores no fueran inferiores al 90% de su salario. Nissan solo se ha comprometido a que alcancen el 80% del total. El ERTE tiene condiciones retroactivas desde el lunes pasado y durará mientras no haya posibilidad de reemprender la cadena de producción, ya sea por motivos sanitarios o por falta de suministros.

En Barcelona, el ERTE se aplicará sobre la planta de la Zona Franca, en la que quedarán afectadas 2.357 personas, y los centros de Montcada i Reixac (183 afectados), y el de Sant Andreu de la Barca (240). El resto de instalaciones (entre ellas las de I+D de Zona Franca) quedan fuera del ERTE, en total unas 492 personas.

El ERTE en la fábrica de la Zona Franca llega en un momento complicado para las instalaciones de la Zona Franca, cuya plantilla teme por su futuro. Antes del paro por la Covid-19 trabajaba con una producción inferior al 30% de su capacidad y esperan que la multinacional nipona responda a esa situación con la asignación de un nuevo vehículo antes del mes de junio. Tras asumir un recorte de plantilla de 600 personas, temía un nuevo tijeretazo laboral o el fin de la planta. La falta de acuerdo, ha señalado el comité de empresa, pone en peligro futuras negociaciones.

H&M

La cadena de moda sueca H&M comunicó este jueves que ha presentado un ERTE que afectará a cerca de 6.000 empleados en España. De ellos, unos 5.500 trabajan en las tiendas, cerradas desde la declaración del estado de alarma, y 318 en el almacén de Torrejón de Ardoz (Madrid). El expediente de regulación temporal de empleo se aplicará desde el 17 de marzo y complementará el 100% del salario de los empleados solo durante el presente mes (en abril pasará al 70%, lo que cubre la Seguridad Social). Fuentes de UGT criticaron que la firma ha faltado a su promesa de mantener los sueldos durante el tiempo que dure el cierre de comercios.

Desigual

La cadena de moda Desigual anunció este jueves un ERTE por “fuerza mayor” para un total de 1.359 empleados en España, lo que supone el 90% de su plantilla en el país. La cadena justifica la reducción de plantilla en la obligación de cerrar las 87 tiendas que tiene en España y un total de 296 de las 298 tiendas que tiene en Europa. El ERTE tiene como fecha de inicio el 15 de marzo y estará vigente mientras las tiendas sigan cerradas. Desigual garantiza un 90% del sueldo mensual a los afectados hasta un máximo de 2.000 euros al mes. Con respecto al personal de otros países, la empresa señala que “analizará las medidas oportunas de acuerdo a la legalidad vigente en cada país”. En total, Desigual tiene 3.700 empleados y está presente en 90 países.

Lo más visto en...

Top 50