Bolsonaro monta un show para eclipsar un alza del PIB del 1,1% en 2019

La economía de Brasil crece menos que en 2017 y 2018, lo que supone una floja recuperación amenazada además por el coronavirus

Bolsonaro este miércoles en la toma de posesión de la ministra de Cultura, la actriz Regina Duarte.
Bolsonaro este miércoles en la toma de posesión de la ministra de Cultura, la actriz Regina Duarte.Antonio Cruz / Agência Brasil

El Producto Interior Bruto (PIB) brasileño de 2019 creció un 1,1% con respecto al año anterior, según datos divulgados este miércoles por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). El dato del primer año de mandato del liberal Jair Bolsonaro es el menor incremento en tres años consecutivos. El PIB aumentó un 0,5% en el último trimestre. Además, la muy lenta recuperación puede sufrir un revés por la crisis del coronavirus. El presidente Bolsonaro participó de una elaborada puesta en escena ante su residencia oficial en Brasilia para evitar responder a las preguntas de la prensa sobre el mal dato y desviar la atención.

Las expectativas de mejora económica, uno de los motivos que propulsaron a Bolsonaro a la presidencia de Brasil, se desinflan. El balance anual ha quedado muy por debajo de lo previsto cuando el Gobierno Bolsonaro inició su andadura. El crecimiento en 2019 fue menos del 1,3% registrado en los años 2017 y 2018, tras salir de la recesión, mientras el real sigue cayendo frente al dólar. Este miércoles el Banco Central volvió a intervenir para frenar el desplome.

Es en esa coyuntura en la que esta mañana a las puertas del palacio de Alvorada Bolsonaro ha eludido valorar el dato. “¿PIB? ¿PIB? Pregunta que qué es el PIB”, ha dicho ante los periodistas que buscaban su reacción a ese aumento del 1,1%. El presidente dirigía sus preguntas a un humorista que le imitaba, con banda presidencial y todo. Ambos estaban hombro con hombro dentro del cordón de seguridad que cada día lo separa de la prensa y de sus seguidores. Es el último ejemplo de las múltiples maniobras de distracción que ha desplegado para desviar la atención de sus problemas.

El resultado de la actividad económica de 2019 se vio favorecido por el desempeño positivo de las tres actividades que componen el PIB: la agropecuaria (1,3%), la industria (0,5%) y el sector servicios (1,3%). Por el lado de la demanda, el consumo familiar contribuyó al crecimiento, con un 1,8%. Las inversiones de las empresas (formación bruta de capital fijo) avanzaron un 2,2%, segundo resultado positivo tras una serie de cuatro años negativos. El gasto del Gobierno un 0,4%.

Pese a la mejoría registrada desde 2017, la actividad brasileña aún no ha alcanzado el nivel previo a la recesión. “Son tres años de resultados positivos, pero el PIB todavía no ha anulado la caída de 2015 y 2016 y está en el mismo nivel del tercer trimestre de 2013”, analiza Rebeca Palis, coordinadora de las Cuentas Nacionales del IBGE. “La mayor aportación para el avance del PIB proviene del consumo de las familias, que creció un 1,8%. Por el lado de la oferta, el protagonismo recayó en el sector servicios, que representa dos tercios de la economía”.

El PIB creció un 0,5% el cuarto trimestre de 2019 en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo que representa una desaceleración frente a la expansión del 0,6% registrada durante el tercer trimestre.

“Tras sorprender positivamente durante el segundo y tercer trimestres, cuando subió un 2,6% y un 1,3% respectivamente, la formación bruta de capital fijo (las inversiones) prácticamente entregó todo el resultado al caer un 3,3% en el cuarto trimestre. De no ser por la expansión de los gastos del Gobierno y de un sector externo en expansión, tendríamos un pésimo resultado”, afirma el economista jefe de la sociedad de valores Necton.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha reducido al 2,4% la estimación de crecimiento de la economía mundial para 2020, la menor expansión desde 2009. Para Brasil, no obstante, se ha mantenido la previsión de un 1,7% para el año vigente y de un 1,8% para 2021. En los últimos días Goldman Sachs ha reducido su pronóstico a un 1,5% y el mercado financiero brasileño, a un 2,17%, según el estudio Focus del Banco Central brasileño —que considera la estimación de más de 100 entidades financiera—.

El humorista intentó dar unos plátanos a los reporteros en lo que parecía una referencia a los cortes de mangas (dar uma banana, en portugués) que el presidente ha dirigido recientemente a la prensa. Tras esquivar las preguntas sobre el PIB, el jefe del Ejecutivo se acercó a sus seguidores para sacarse selfies con ellos durante varios minutos.

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50