ford españa

Ford plantea un ERE que afectará a 400 trabajadores en Almussafes por el descenso de la producción

La fábrica valenciana ya sufrió cuatro suspensiones temporales de empleo durante el año pasado

Fábrica de Ford en Almussafes (Comunidad Valenciana).
Fábrica de Ford en Almussafes (Comunidad Valenciana).

Ford España plantea un ajuste de empleo de 400 despidos en la factoría de Almussafes (Valencia) por el descenso de la producción en más de 100 vehículos diarios. La dirección de la planta ha planteado este martes a los sindicatos un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para recortar la plantilla, que ahora asciende a 7.400 empleados.

La multinacional ha comunicado a los sindicatos, según han confirmado UGT, CC OO y STM-Intersindical, que, a pesar del lanzamiento del nuevo modelo Kuga de Ford, es necesario recortar de nuevo la producción. La factoría ya sufrió el año pasado cuatro expedientes de empleo temporales por el mismo motivo pero la diferencia es que el que acaba de presentarse lo que plantea son despidos.

Una vez finalizado el lanzamiento, se confirma que, pese a que la demanda del Kuga sigue a buen ritmo, otras líneas de vehículos están sufriendo un descenso de ventas por lo que se hace preciso un nuevo ajuste de producción, con una reducción de más de 100 coches diarios, situando la producción diaria en 1.640 coches, ha informado la empresa a los sindicatos. La comisión negociadora tiene prevista la primera reunión para el próximo 10 de marzo, según fuentes sindicales.

El 2019 no ha sido un buen año para la planta valenciana, que tuvo cuatro expedientes de regulación de empleo temporal, el último de ellos sobre 6.000 de sus empleados para asumir una reducción de 9.000 unidades de producción. Además, el grupo está realizando un fuerte recorte en Europa en un intento por volver a los beneficios.

En este contexto, la factoría valenciana recibió hace unos meses como un auténtico mazazo a sus planes de futuro el anuncio de la multinacional de que a partir de 2022 perderá la fabricación de la nueva generación de motores que produce y que se trasladarán a sus plantas de Norteamérica.

La reciente apuesta de Ford España por la electrificación de los vehículos que fabrica en Almussafes no parece suficiente. La multinacional inyectará en la planta de Almussafes 42 millones de euros para apoyar la electrificación de varios de los modelos que salen de la cadena de montaje de la planta valenciana. En concreto, se invertirán ocho millones para fabricar la versión híbrida de sus monovolúmenes S-Max y Galaxy, otros 10 millones serán para las versiones híbridas del Ford Kuga -que ha comenzado a fabricarse en el centro valenciano-, y los restantes 24 millones de euros servirán para poner en marcha dos líneas de ensamblaje de baterías para vehículos electrificados a partir de septiembre próximo.

El presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, que visitó hace unas semanas la factoría valenciana, aseguró que la compañía busca alternativas para el futuro. La empresa ha invertido 3.000 millones de euros en Valencia desde 2011, de ellos 750 para apoyar la producción del nuevo Kuga, el vehículo más electrificado de Ford hasta la fecha. No obstante, el comité de empresa de la compañía en Europa ha pedido que se considere a la factoría española candidata a fabricar los actuales y futuros modelos híbridos dirigidos al mercado europeo y así poder garantizar el mantenimiento de los 900 empleos de la planta de motores de Almussafes.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50