Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ryanair fuerza a su plantilla de Girona a asumir el contrato sin condiciones

La aerolínea irlandesa incluye en el ERE a quienes cuestionaron el cambio

Ryanair
Pasajeros bajan de un avión de Ryanair en el aeropuerto de Girona.

Ryanair ha enviado una carta a algunos de sus empleados de la base de Girona que asumieron la conversión de sus contratos fijos a fijos discontinuos pero que adjuntaron a su firma un documento en el que dudaban que las nuevas medidas respetaran la legislación laboral española. En ella les anuncian que les ha incluido finalmente en el expediente de regulación de empleo (ERE), por lo que serán despedidos el 8 de enero. Algunos recibieron después otro contrato nuevo, para que lo firmaran, pero sin incluir anexos. “Dan un breve periodo de tiempo en el que de alguna manera ‘te dejan que pienses mejor’ qué vas a hacer y te vuelven a mandar el contrato para firmarlo sin condiciones”, aseguran fuentes sindicales.

De los 160 trabajadores de la base de Girona, la mayoría optó por firmar el nuevo contrato que les propuso la aerolínea irlandesa para no cerrar la base. No obstante, los acuerdos individuales con la totalidad de la plantilla han generado distintos escenarios.

El grueso de trabajadores firmó sin realizar observaciones. Pero parte de ellos, tanto de la tripulación de cabina de pasajeros, como la mayoría de los 20 pilotos con base en Girona, cubriéndose las espaldas legalmente, adjuntaron un anexo al contrato en el que manifestaban que lo aceptaban, pero que no había conformidad en cuanto a sus términos porque podía haber alguna de las cláusulas que no se adaptaba a la legislación española y que lo llevarían a Inspección de Trabajo. Se tomó esta decisión porque consideraron que representaba una modificación sustancial de las condiciones de trabajo y debía ser negociado con los sindicatos.

Ante esto la aerolínea no tardó en reaccionar. Una vez recibió todos los contratos el pasado día 5, se volvió a poner en contacto con la gran mayoría de trabajadores que añadieron el anexo. A pesar del gran desconcierto que hay entre los afectados porque se dan diferentes casuísticas, parece que a algunos que llevan más tiempo en la empresa, tras la carta anunciando su inclusión en el ERE la noche del martes día 10, les volvió a mandar el nuevo contrato y les dio tiempo hasta el día 12 para volverlo a firmar sin ninguna reserva. Les advirtió de que en caso que adjuntaran algún documento darían por entendido que no aceptan las condiciones que se les ofrecían y entendería que no aceptan el contrato y quedarían incluidos en el ERE. A algunos que llevan menos tiempo en la compañía, la empresa no les da ni opción. Les explica que, como con el anexo muestran que no están conformes, entran directamente en el ERE.

Por su parte, Ryanair defendió este miércoles que, al contrario de lo que han denunciado los trabajadores, el nuevo contrato no eliminará la antigüedad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >