Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido no quiere más calderilla: el Tesoro británico deja de acuñar monedas de 1 y 2 peniques

Es la primera vez en décadas que se dejan de fabricar por la falta de uso

Cara y cruz de una moneda de un penique.
Cara y cruz de una moneda de un penique.

La Royal Mint, la casa de la moneda del Reino Unido, ha detenido la acuñación de monedas de uno y dos peniques por la falta de uso, y por entender que ya había suficientes en circulación. Esta es la primera vez desde 1972 que no fabrican monedas de un penique (alrededor de 1,1 céntimos de euros) y la primera desde 1984 que no producen de dos peniques (2,2 céntimos).

La noticia se produce en pleno debate sobre la desaparición de las monedas. El uso de efectivo ha disminuido en todo el Reino Unido, y muchos ciudadanos, y organizaciones benéficas, temían el fin de las monedas de cobre cuando el gobierno anunció una consulta sobre la combinación de monedas y billetes en circulación a principios de este año.

De un solo uso

El Tesoro señaló que alrededor del 60% de las monedas de cobre se usaron para una sola transacción antes de que la gente las guardara. No obstante, tranquilizó a los ciudadanos y concluyó que las monedas aún eran necesarias y dijo que continuarían usándose "en los años venideros".

La Royal Mint es propiedad del Tesoro, que solicita que se hagan monedas para satisfacer las necesidades de la economía. Se estima que hay 10.500 millones de monedas de un penique y alrededor de 6.300 millones de 2 peniques en uso en todo el Reino Unido.

Se estima que más de dos millones de personas dependen casi por completo del efectivo en su vida diaria, y los ancianos, los hogares vulnerables y los de las comunidades rurales son los más afectados por cualquier disminución en la disponibilidad de efectivo.

En mayo, el gobierno enfatizó que no habría cambios en la combinación de monedas y billetes; todas las denominaciones, desde el centavo hasta el billete de 50 libras, permanecerían en circulación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >