Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno discrepa de la propuesta de recorte de la CNMC al transporte y distribución de gas y electricidad

El Ministerio de Transición Ecológica publica seis informes no vinculantes y pide reunirse con el organismo para discutir las discrepancias

El Ministerio para la Transición Ecológica no comparte la propuesta de recorte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a la retribución de las actividades de transporte y distribución de gas y electricidad. El departamento dirigido por Teresa Ribera valora “positivamente” los borradores de circular del organismo, pero a la vez señala que no tienen en cuenta las directrices de política energética del Ejecutivo, una crítica que ya avanzaron grandes empresas del sector, y que se estarían regulando aspectos que son competencia del Gobierno.

 La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, el lunes en Madrid.
La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, el lunes en Madrid.

El Ministerio para la Transición Ecológica publicó la noche del lunes seis informes no vinculantes sobre los últimos borradores de circulares de la CNMC en materia energética. Aunque los valore “positivamente”, en cuatro de ellos —los relativos a la retribución a las actividades de transporte y distribución de gas y electricidad— el departamento encabezado por Teresa Ribera deja constancia de su discrepancia con el regulador: alega que no contempla las directrices de política energética del Gobierno, no considera el principio de prudencia financiera para los titulares del transporte y distribución de gas y electricidad y, además, señala que se estarían regulando aspectos que son competencia del Gobierno.

La CNMC ha propuesto recortar la retribución a la actividad de distribución del gas y la electricidad un 17,8% y un 7%, respectivamente, y un 21,8% y un 8,2% la compensación para el transporte gasista y eléctrico. Un planteamiento que ha causado duras críticas por parte de las grandes empresas del sector y de las cuales, en cierto sentido, se ha hecho eco el ministerio con sus informes.

Compañías como Enagás o Red Eléctrica de España (REE) ya advirtieron de que las propuestas del organismo podrían poner en riesgo los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), además de señalar que no reconocen la introducción de nuevas tecnologías como incentivo a la transición energética, otro de los puntos mencionados por los informes del ministerio.

El reparto de competencias en materia energética fue durante años objeto de litigio y fuego cruzado entre el Gobierno y el organismo dirigido por José María Marín Quemada, hasta que a principio de este año un real decreto ley devolvió a la CNMC su facultad de regulador para establecer las metodologías de retribución de las actividades reguladas de transporte, distribución y operación en los sectores del gas y electricidad. El organismo debe, sin embargo, tener en cuenta las prioridades estratégicas del Gobierno en este ámbito, y el ministerio puede emitir informes para señalar si las circulares de la CNMC las respetan; en caso negativo, entraría en juego una Comisión de Cooperación para limar asperezas y buscar un acuerdo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >