Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los plazos y las dilaciones de Lagarde dejan en el aire su declaración en el ‘juicio de Bankia’

El tribunal rechaza la prórroga que pidió la directora del FMI tras recibir el cuestionario "mojado y deteriorado"

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional
Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional REUTERS

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, podría librarse de declarar en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia. El tribunal rechazó ayer ampliar hasta el 16 de agosto el plazo para que Lagarde envíe el cuestionario con el que pidió declarar, tras negarse a hacerlo en persona y por videoconferencia. La próxima presidenta del Banco Central Europeo notificó hace unos días al juez de enlace en Estados Unidos que necesitaba más tiempo porque la documentación le había llegado mojada y deteriorada. La petición de Lagarde suponía dar trámite a su cuestionario en septiembre, puesto que agosto es inhábil para la justicia española.

La presidenta de la sección cuarta de la Sala de lo Penal, Ángela Murillo, afirmó ayer que el tribunal no va a esperar a septiembre, ya que ha reservado ese mes para la presentación de los informes finales. Según la planificación del juicio, en este mes de julio deberían quedar concluidas las fases pericial y documental. Esto equivale, según explica Andrés Herzog, abogado de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que solicitó el testimonio de Lagarde, a que si no manda el cuestionario ya, no se podrá tener en cuenta para la sentencia. Es decir, ya no servirá para nada.

El documento con las preguntas a Lagarde se le entregó al FMI el pasado 25 de junio pese a que Herzog se las facilitó al juzgado en mayo. El FMI pidió hace unos días más tiempo pomrque el cuestionario, en papel, llegó mojado y hubo que escanearlo y volver a enviarlo. Lagarde acaba de ser nombrada presidenta del Banco Central Europeo (BCE), pero no será votada hasta noviembre.

A preguntas de EL PAÍS, un portavoz del FMI contestó a la pregunta de si Lagarde enviará el cuestionario antes del final de julio: "Hemos recibido una petición del juzgado y la contestaremos a su debido tiempo".

La acusación de la CIC quiere que Lagarde dé explicaciones sobre un informe muy crítico con la situación de Bankia que el FMI adelantó en 2012, poco antes del derrumbe de la entidad. Rodrigo Rato, expresidente de Bankia, declaró que ese documento aceleró la caída del banco y que fue inducido por el Gobierno. El entonces ministro de Economía, Luis de Guindos, ahora vicepresidente del BCE, negó haber influido para que se escribieran las frases críticas con Bankia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >