Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hay 5G después de Huawei: la alternativa europea

Ericsson y Nokia defienden su capacidad para suplir al fabricante chino y que Europa llegue a tiempo para la implantación de la nueva telefonía móvil

Stand 5G de Nokia en el MWC de Barcelona.
Stand 5G de Nokia en el MWC de Barcelona.

Huawei es el claro dominador de la tecnología 5G. Esta semana reportó que ha firmado 46 contratos para desarrollar el 5G en 30 países. La compañía china es la que más patentes de 5G ha registrado, el 15% del total, según la consultora IPlytics. Además, ha llevado a cabo los proyectos piloto más avanzados, completando la primera llamada 5G del mundo (con ayuda de Vodafone), lanzado el primer chip integral para estaciones-base 5G y desarrollando el smartphone 5G más avanzado (Huawei Mate X 5G).

Pero el veto de Donald Trump a las redes del fabricante chino amenaza ese dominio, y pone en peligro también el desarrollo del 5G, sobre todo en Europa, donde grandes operadoras como Deutsche Telekom o Vodafone han confiado su despliegue a Huawei. Los analistas, los bancos de inversión y las propias operadoras se preguntan si existe una alternativa europea a la firma china. Ericsson y la finlandesa Nokia creen firmemente que pueden cumplir ese papel y hacer que el 5G llegue a tiempo al Viejo Continente.

“Europa está preparada tecnológicamente para desplegar 5G sin ningún retraso. Ericsson, y probablemente otras compañías, cuentan con la tecnología y la capacidad para desplegar 5G en cualquier parte del mundo. Nosotros ya lo hemos hecho y Ericsson es, hasta el momento, el primer proveedor tecnológico que ha desplegado ocho redes 5G comerciales con operadores líderes y pioneros en cuatro continentes. Europa es uno de ellos, y países pertenecientes a otras regiones, como Estados Unidos, Corea del Sur, Australia o Emiratos Árabes Unidos. Nuevos lanzamientos comerciales seguirán a estos 8, ya que Ericsson cuenta en la actualidad con 21 contratos anunciados públicamente”, señala José Antonio López, consejero delegado de Ericsson España.

Por su parte, Nokia tiene 42 acuerdos comerciales 5G que abarcan todas las regiones, incluyendo a los principales operadores estadounidenses (T-Mobile, Sprint, AT&T y US Cellular) en los Estados Unidos; Telia, Telenor, Vodafone y Elisa en Europa; y DoCoMo y Optus en Asia-Pacífico. Actualmente están habilitando 5G en emplazamientos existentes en Italia y para los tres operadores en Corea.

El fabricante finlandés presume frente a sus competidores como Huawei de su solución global para las redes 5G, un sistema completo de hardware, o lo que denomina redes de extremo a extremo, complementadas con software y servicios. El presidente mundial de Nokia, Rajeev Suri, destacó esta semana que hace un año solo el 35% de los pedidos de 5G consistían en proyectos de extremo a extremo, y ahora es hasta 49%.

El consejero delegado de Nokia, Rajeev Suri,en el MWC de Barcelona.
El consejero delegado de Nokia, Rajeev Suri,en el MWC de Barcelona.

“Nokia está realizando un verdadero impulso del 5G a nivel comercial y competitivo, y basa su estrategia en las asociaciones a largo plazo. La compañía está compitiendo con el resto de actores como el único proveedor de soluciones completas 5G de extremo a extremo en todos los mercados, ninguna región está fuera de sus límites. Tenemos 42 acuerdos comerciales 5G, 22 anunciados públicamente, con más de 100 compromisos en total y en crecimiento. Y ya tenemos las primeras redes 5G en funcionamiento”, indica Federico Guillén, presidente de Operaciones de Europa, Oriente Medio y Asia-Pacífico de Nokia.

Los dos fabricantes europeos ya están notando el efecto positivo del veto norteamericano contra su rival chino. Esta misma semana el operador japonés SoftBank seleccionó a Nokia y Ericsson como proveedores de su red 5G, excluyendo a Huawei. El fabricante chino que, junto con la también china ZTE era un proveedor de 4G para la compañía japonesa, no fue seleccionado a pesar de participar en las pruebas anteriores de 5G. Los medios japoneses dan por hecho que los otros dos operadores principales -NTT DoCoMo y KDDI- también rechazarán a Huawei y ZTE.

La seguridad del 5G

El otro problema con el que tienen que lidiar los dos gigantes europeos es el de la seguridad, precisamente el talón de Aquiles de Huawei, acusada sin pruebas de por la Administración Trump de crear puertas traseras para permitir el espionaje al servicio del Gobierno chino.

“Con 5G, la seguridad no es un complemento, sino que se integra desde el principio como parte del proceso de estandarización. Es por eso que 5G es la generación de red más segura que existe. Las redes 5G servirán como infraestructuras críticas para facilitar la digitalización, automatización y conectividad a máquinas, robots y soluciones de transporte, etcétera. Con miles de millones de dispositivos conectados y nuevos tipos de aplicaciones, las redes deben ser más resistentes, seguras y más capaces de proteger el derecho del individuo a la privacidad. Ericsson aplica un enfoque de seguridad integrado. Esto significa que la seguridad ya está incorporada en la fase de diseño de nuestros productos y se realiza a través de la coordinación de seguridad de puntos y controles de red y operaciones”, explica el consejero delegado de Ericsson España.

Um empleado de Ericsson comprueba un equipo 5G.
Um empleado de Ericsson comprueba un equipo 5G.

El directivo explica que en Ericsson la garantía de seguridad de los productos incluye pruebas automatizadas, así como actividades manuales, como pruebas de penetración, piratería manual, protocolo y aplicación de fallas y otras pruebas personalizadas de naturaleza intrusiva.

“Una de nuestras fortalezas es nuestro Equipo de Respuesta a Incidentes de Seguridad de Productos (PSIRT), que operamos desde enero de 2004. PSIRT es un equipo bien conocido con fuertes conexiones en la industria, el mundo académico y el sector de seguridad cibernética del gobierno”, añade.

En términos similares se expresa Guillén, de Nokia: “Todas las soluciones de tecnología conllevan un cierto riesgo y cualquier defensa es tan fuerte como su eslabón más débil, por lo que Nokia ha establecido un programa de seguridad mejorado para abordar las necesidades críticas de las redes 5G, así como la apertura de un laboratorio de prueba y verificación de seguridad en la sede en los EE UU de Nokia Bell Labs. Tenemos un programa completo de seguridad de producto, con una prueba de referencia de seguridad obligatoria para cada producto. Lo que llevamos aprendido hasta ahora en este aspecto está continuamente integrado en lo que llamamos Design for security (DFSEC): la forma en la que Nokia crea productos seguros desde cero para abordar los desafíos de seguridad de hoy y los que probablemente veremos mañana”.

En España, tanto Nokia como Ericsson intentarán aprovechar el bajón de Huawei. Nokia está ya trabajando con Telefónica para proporcionar el servicio precomercial 5G en la ciudad de Segovia como parte de su proyecto de Ciudades Tecnológicas, así como de implementar una serie de casos de uso como parte de los proyectos piloto 5G financiados por el Gobierno a través de red.es, uno de ellos recientemente adjudicado a Telefónica en Galicia.

Por su parte, Ericsson participa en el lanzamiento comercial de 5G anunciado por Vodafone, siendo el proveedor tecnológico y de red que e incluyen ciudades de la fase inicial, como La Coruña, Vigo y Gijón. El fabricante participó con Vodafone España y Vodafone Portugal en la primera prueba de roaming 5G en movilidad entre dos países, España y Portugal, con equipo 100% comercial. Y en Galicia son parte de la Unión Temporal de Empresas adjudicataria de unos de los proyectos piloto 5G adjudicados por Red.es junto a Telefónica.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >